El santafesino Ardusso ya se prueba la corona

''

El fin de semana redondo que vivió Facundo Ardusso en General Roca lo dejó abierta la puerta del primer título grande en el automovilismo nacional. Tanto, que sólo necesita salir 12° en la última fecha del Cabalén para consagrarse campeón del Super TC 2000. El deporte de la región está a punto de volver a tener a uno de sus representantes en lo más alto, mucho más si el 10 de diciembre logra antes la corona del TC en La Plata, adonde también arribará como puntero.

El piloto de Las Parejas hizo la pole el sábado y llegó 5° en la carrera clasificatoria, sumando 2 puntos contra ninguno de Mariano Werner, su principal rival. Y ayer la brecha se agrandó. Mientras su compañero Leonel Pernía le cuidaba como el día anterior las espaldas (hasta que a 3 giros del final rompió el motor) y todo el equipo Renault corría en función de sus avances, el parejense hizo una carrera inteligente para arribar 4° y abrir más la grieta, ya que el entrerriano no sumó.

Precisamente, el abandono de Werner fue la gran polémica del domingo, porque reventó un neumático que seguro se afectó en el terrible chapa-chapa con Josito Di Palma, compañero también de Ardusso, y abandonó. Ya en el box, el paranaense acusó a Di Palma y todo el Rombo de haberlo hecho a propósito. En realidad, Werner tomó un trago de su propia medicina, encontrando en pista otro como él capaz de disputar hasta más allá de los límites por un puesto, ya que el año pasado le tiró el auto a Rossi y lo privó de ser campeón de TC. Así, Ardusso quedó 36 puntos arriba de Werner, 39 arriba del ganador de ayer Matías Rossi y 40 sobre el campeón Agustín Canapino (su rival principal en el TC), con 41 en juego. No hay más con chances. Llegaron 9 a Río Negro, quedaron 4.

Al piloto de Las Parejas no se le debería escapar. Después del título 2009 de la Fórmula Renault, con este y el del TC se va a graduar en serio. El 17 de diciembre, en el mítico Cabalén de Alta Gracia, la mesa le quedó servida.