Una hermana de “Monchi Cantero” es juzgada por asalto

''

Mientras Ramón Ezequiel “Monchi Cantero” Machuca atraviesa el emblemático juicio acusado como uno de los jefes de la banda de Los Monos y vinculado con cuatro homicidios, una hermana suya estará a partir de hoy sentada en el banquillo de los acusados en los Tribunales provinciales en otro trámite oral. Se trata de Romina Soledad Machuca, imputada como coautora de un violento robo a mano armada a un negocio de telefonía celular.

La Fiscalía pedirá nueve años y ocho meses de prisión para la joven de 29 años, pena unificada con otra previa a ocho meses en suspenso (se pedirá revocatoria) por usurpación y portación de arma de uso civil.

Acusada

Machuca será enjuiciada por protagonizar el robo a un comercio de telefonía celular de Mendoza al 5000 ocurrido el 20 de noviembre de 2015 a las 21.30. Según la acusación, robó varios celulares, dinero y bajo amenazas de muerte despojó a clientes de sus pertenencias. En tanto que un cómplice logró huir tras realizar varios disparos.

Sin embargo la joven fue retenida por vecinos y detenida en flagrancia por el Comando Radioeléctrico. El dueño del negocio y otros testigos declararon que la joven había robado unos 6.000 pesos en efectivo, otros 2.000 que tenía en la billetera, tarjetas de crédito, el DNI, ocho teléfonos en reparación y seis nuevos que estaban en venta, así como objetos personales de clientes.

A Machuca le secuestraron 74 pesos en una billetera, un elemento cortopunzante de 12 centímetros de metal con un cordón de 30 centímetros, lentes de sol, una bolsa de nylon con 150 pesos y la tarjeta verde de una moto Honda. De lo robado, se indicó, no se pudo recuperar nada ya que el botín quedó en poder de su cómplice prófugo.

El juicio contra la hermana de Monchi está previsto que comience a las 8.30 en la sala 10 de los Tribunales provinciales con la presentación las partes, los alegatos de apertura y la declaración de los primeros testigos. La acusación estará a cargo del fiscal de Investigación y Juicio Carlos Covani, y el debate será presidido por el juez Gustavo Pérez de Urrechu. La imputada contará con la defensa del abogado César Baroni, del Servicio Público de la Defensa Penal (SPDP).

Suspenso

La imputación girará en torno a la figura del delito de robo calificado por el uso de arma de fuego con aptitud para el disparo acreditada, en concurso ideal con robo calificado por el uso de arma blanca.

Si bien en el Registro Nacional de Reincidencias no surge, al 1º de octubre 2016, condena previa de Machuca, sí consta una pena condicional a ocho meses de prisión por delitos de usurpación y tenencia de arma de fuego de uso civil sin autorización legal, veredicto de septiembre de 2015.

Esa condena en suspenso se corresponde un hecho de julio de 2015, donde participó de un altercado con la dueña de una casa que alquilaba. Esa persona le había pedido el desalojo con una orden judicial, pero Machuca se negó con métodos violentos y amenazantes. Terminó detenida y se le incautó un arma.

Luego volvió a caer en el asalto al comercio de barrio Belgrano. Y mientras estaba con prisión domiciliaria también se la vinculó a una banda que cometía escruches y entraderas que fue desarticulada en abril de 2016. En esa causa no está clara su participación delictiva, aunque en la investigación se detectó que se contactó telefónicamente con el cabecilla del grupo.

Al solicitar el pedido de elevación a juicio el fiscal adelantó a la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) hace un mes la pretensión punitiva que formalizará hoy. Según la escala legal establecida para las calificaciones que impulsa, Covani solicitará una condenada a nueve de prisión, encontrando como atenuantes que Machuca no ejerció violencia física sobre las persona ni aun cuando fue aprehendida en forma privada, su juventud y su escaso nivel educativo.

Pero como agravante tiene la condena previa, dictada sólo dos meses antes del robo a la casa de celulares. Por eso se solicitará la unificación y como pena única de nueve años y ocho meses de prisión.