La Zona Franca de Bolivia será un espacio público y cultural

''

La intendencia de Rosario se reunió este viernes con una delegación del gobierno de Bolivia, en el marco de las negociaciones que se viene llevando a fin de relocalizar la Zona Franca que el país latinoamericano posee en la ribera central y, de esta forma, poder recuperar el espacio para que sea utilizado como un lugar de acceso público y cultural.

“Es un lugar estratégico que Rosario ofrece y que por su historia puede tener otra utilidad, ya que la portuaria es inviable, y que puede ser aprovechado como un espacio de intercambio cultural o productivo de Bolivia”, propuso la intendente Mónica Fein, tras ejemplificar la idea con la puesta en valor de los galpones de la costa central que dieron lugar a la Franja Joven.

La intendenta recordó a los miembros de la delegación de Bolivia que “las posibilidades de reutilización del predio son limitadas ya que por ley y ordenanza municipal, esos terrenos son la continuidad del Parque Nacional a la Bandera y sólo pueden ser aprovechados como espacio público y recreativo”.

El embajador de Bolivia en Argentina y el cónsul del país vecino en Rosario, coincidieron con la propuesta y acordaron desarrollar un espacio que simbolice la hermandad de los pueblos.

La zona franca abarca un sector de 553 metros de longitud y un ancho variable de unos 60 metros en promedio. Está ubicada en el sector céntrico de la ribera del río Paraná, área que ha sido desafectada de usos portuarios por la normativa urbanística municipal.

Tanto la precariedad como el colapso de los muelles existentes, que datan de más de cien años de antigüedad, imposibilitan el uso de dicha zona para fines portuarios, planteándose así una limitación operativa, más allá de la que impone la propia normativa vigente.

impulsonegocios