Otro Cantero que seguirá preso

''

En una audiencia de revisión de medida cautelar celebrada este viernes por la mañana en los Tribunales de Pellegrini y Balcarce, el juez Dr. Carlos Leiva resolvió mantener la prisión preventiva que pesa sobre Ariel Maximiliano Cantero, Federico P. y Franco Ramón C. El primero es hijo del Viejo Cantero, que en la actualidad es uno de los principales imputados del juicio oral y público a la banda Los Monos.

Hace dos meses, el fiscal Rafael Coria les imputó a los tres detenidos el homicidio de Brian Chamorro, un joven de 19 años asesinado el 26 de julio en Villa Gobernador Gálvez, en la zona de Circunvalación y Monteaguado.

En la audiencia de hoy, Coria dio a conocer nuevo material probatorio que fue recolectado en los últimos dos meses. Principalmente hizo referencia a sangre y pelos encontrados en el Fiat Siena de Cantero en el que, según la teoría fiscal, habría sido trasladado el cadáver de Chamorro hasta el lugar en el que fue encontrado su cuerpo.

En la pericia realizada al vehículo, la prueba de Luminol dio cuenta de que en el baúl había rastros de sangre, pero la escasa cantidad no permitió determinar si corresponde a una persona, por lo que deberá ser sometida a un examen de ADN.

Sobre los pelos encontrados, Fausto Yrure, defensor de los tres jóvenes, rechazó su posible validez como prueba del delito argumentando que Cantero se dedica a la crianza y venta de cerdos, por lo que tanto los pelos como la sangre allí encontrada muy probablemente pertenezcan a animales.

Fue específico al detallar que fueron 7 los pelos encontrados, 5 de los cuales se determinó son animal, uno cuya procedencia no se pudo determinar y otro que tiene 27 centímetros de largo, por lo que no se correspondería con los de la víctima, que tenía pelo corto. De todos modos, también serán sometidos a prueba de ADN.

Al final de la audiencia, el fiscal Rafael Coria solicitó al juez que se extienda la prisión preventiva sin establecer plazo alguno, hasta que finalicen las tareas investigativas que todavía quedan por realizar. Por su parte, Yrure pidió que la prisión efectiva sea morigerada, propuso que sus defendidos se presentaran quincenalmente en el tribunal, ofreció a los padres de los imputados como garantes o, en última instancia, se los ponga bajo el régimen de prisión domiciliaria.

Luego de analizar lo debatido en la audiencia, el Dr. Leiva resolvió mantener la prisión preventiva efectiva pero estableciendo su vencimiento el 2 de febrero de 2018 o cuando el laboratorio encargado de realizar las pruebas de ADN tenga los resultados de los estudios, momento en el que se deberá celebrar una nueva audiencia para determinar cómo continúa la etapa de Investigación Penal Preparatoria.