Caso Dalmasso: El nuevo fiscal del caso ordenó una pericia clave

''

El fiscal Luis Pizarro se convirtió hace poco en el quinto funcionario judicial que interviene en la causa por el misterioso crimen de Nora Dalmasso, ocurrido en un barrio cerrado de Río Cuarto en 2006; se hizo cargo del expediente en reemplazo de Daniel Miralles, quien fue apartado por la Sala II de la Cámara del Crimen de esa ciudad cordobesa tras aceptar un pedido de la defensa del viudo, Marcelo Macarrón.

Como una de sus primeras medidas y para reflejar que el caso no naufraga hacia la prescripción, Pizarro ordenó un peritaje que podría ser clave en la investigación. Es un nuevo estudio aeronáutico sobre el supuesto viaje efectuado por el esposo de la víctima, que permitirá establecer si pudo haber realizado un vuelo clandestino en la madrugada del 25 de noviembre desde Punta del Este a Río Cuarto, tener relaciones con la mujer, matarla y volver a la mañana a Uruguay para participar de un torneo de golf.

El fiscal anterior, que imputó como presunto autor del homicidio al viudo, fijó para este viaje una ventana horaria de seis horas, mientras que para Macarrón fue de menos tiempo. Por eso, la defensa del esposo de la víctima solicitó el nuevo peritaje y el fiscal Pizarro lo concedió.

“En este momento es importante continuar con la hipótesis investigativa propuesta por el doctor Miralles y en ese sentido hemos avanzado, sin perjuicio de otras hipótesis investigativas que no descartamos”, señaló el fiscal, quien confirmó que “está en marcha” la pericia.

Pizarro es subrogante en la Fiscalía N° 1 de Río Cuarto, además de estar a cargo de la fiscalía móvil de lucha contra el narcotráfico en Tercero Arriba y Río Cuarto. Se presume que dejará la causa en tres meses, cuando asuma un nuevo titular elegido por concurso para la Fiscalía de Primer Turno.

Para el caso Dalmasso, Pizarro formó exclusivamente un equipo de trabajo que está leyendo el expediente desde cero e instaló un escritorio adicional, con una computadora, en la que trabaja María Virginia Massuet, quien se se aboca a la causa Macarrón, junto a la secretaria Griselda Truant.

Pizarro aclaró que se realiza una lectura “concienzuda” del expediente “a fin de establecer, analizar y sistematizar la prueba incorporada”. Según publicó La Voz del Interior, en su equipo de trabajo revisan los detalles de las primeras horas tras el homicidio y mandaron a pedir a archivo elementos personales de la víctima que se encontraron en la habitación junto al cadáver, para formarse su propia idea de cómo pudo haber ocurrido el asesinato.