Imputaron a nueve recolectores por el basural en Pellegrini y Lagos

''

Nueve recolectores fueron imputados este jueves en el Ministerio Público de la Acusación (MPA), en una audiencia a la que asistieron en libertad y acompañados por un abogado, por el delito de “impedimiento del normal funcionamiento del transporte por tierra”, como consecuencia de la cuestionada protesta del 9 de octubre en Pellegrini y Lagos.

Según detalló el periodista del Tres Hernán Funes en el programa Telenoche, el acto se desarrolló en la Unidad de Investigación y Juicio y fue realizado por la fiscal Valeria Haurigot, con la presencia del defensor particular Gonzalo Rucci.

El hecho en cuestión sucedió en medio de una interna gremial, cuando un numeroso grupo con camiones de Ambiental Planet y Clean City cortó la avenida y arrojó unas 24 toneladas de basura.

Allí, una agresión a un transeúnte terminó con Fausto M. detenido días después, imputado por amenazas y actualmente en prisión preventiva bajo modalidad domiciliaria, según determinó la jueza Hebe Marcogliese.

Ahora, en una segunda parte de la investigación, Haurigot citó a nueve recolectores que fueron identificados por tareas de la propia Fiscalía y de la Policía de Investigaciones (PDI) y está –de acuerdo al MPA– acreditada su participación en el hecho. 

Pertenecen al Sindicato de Camioneros y algunos tuvieron activa participación en la campaña de un sector político. El episodio sucedió a días de las elecciones generales.

El grupo imputado este jueves no participó de la agresión al transeúnte pero que sí cortó el tránsito por nueve horas. Inclusive, todo el hecho tuvo consecuencias no sólo para el transporte urbano sino también para los vecinos, comercios de la zona y el municipio, que tuvo un gasto económico importante para dejar la zona condiciones.

Ninguno de los citados optó por declarar en la audiencia. Fuentes de la investigación explicaron que al tratarse una interna gremial entre los sindicatos de Recolectores y Camioneros en la que no hubo reclamo a las autoridades, la persecución penal no afecta el derecho a la protesta.