Problemas de rentabilidad

Salvador di Stéfano

La alternativa pasa por bajar impuestos, pero esto implicaría más déficit y ¿el financiamiento?

¿Por qué estamos en problemas?

. – El gobierno tiene un déficit fiscal primario que ronda los $ 400.000 millones, y otros 200.000 millones son intereses de la deuda, podríamos decir que el déficit global suma unos $ 600.000 millones que aun tipo de cambio de $ 17,50 suma un total de U$S 34.286 millones.

¿Cómo lo financia?

. – Esto se financia en un alto porcentaje de crédito externo. Se toma financiamiento en el exterior, se cambian los dólares por pesos, y se procede a pagar el déficit del Estado.

¿Qué externalidad negativa genera?

. – Al tomar deuda externa, llegan dólares al país, y para financiar el gasto público hay que mutar los dólares por pesos, esto genera una apreciación del tipo de cambio, que nos coloca poco competitivos con el exterior. Nuestras exportaciones bajan y las importaciones suben.

¿Qué impacto genera en el Banco Central?

. – Suben las reservas en dólares, por lo cual aumenta el activo. Sin embargo, como emitimos pesos contra dichos dólares, se incrementa nuestro pasivo.

Hasta aquí todo bien porque emitís instrumentos monetarios no remunerados, como son lo billetes. 

. – Correcto, sin embargo, el Banco Central no puede dejar estos billetes en el mercado, ya que podrían generar una mayor tasa de inflación.

¿Qué hace?

. – Procede a retirar los pesos excedentes vía la colocación de lebac, que son instrumentos monetarios remunerados.

Entonces

. – Por un lado, tenemos las reservas que suman un total de U$S 54.746 millones y que están colocadas en su mayoría en inversiones en el exterior y un 5% aproximadamente invertida en oro, las rentas de las reservas con suerte equivaldrían al 1,5% de su stock, lo que implicaría U$S 821 millones que generan un ingreso adicional al Banco Central. Por otro lado, tenemos un pasivo que remuneramos en lebac a una tasa del 29% en promedio y que suma la friolera de $ 1.018.601.000.000 millones que nos generaría intereses por el equivalente a $ 305.580,3 millones que equivaldría en término de dólares a unos U$S 17.462 millones.

Hay una diferencia importante a cubrir. 

. – Depende como se lo mire. Nosotros hicimos los cálculos para hacerlos homogéneos, podría suceder que las reservas al ser en dólares y los pasivos en pesos, en algún momento el gobierno devalúe para licuar la deuda en lebac. Necesitas una devaluación de aproximadamente 36,1% anual para igual los términos. El dólar debería ubicarse a un año en $ 23,83

También podría hacer un corralito, congelar las lebac a una tasa menor y a mayor plazo.

. – No creo que cometan ese error, sería menos desfavorable devaluar.

En cualquier caso, para vos la solución es devaluar.

. – No, puede el Estado ir al rescate del Banco Central e invitar a los que invierten en lebac a tomar posición en otros títulos, como sucedió con las aseguradoras.

Eso es transferir el pago de intereses del Banco Central al pago de interese del Tesoro. 

. – Aquí hay un problema central, que es el déficit fiscal, si no disminuye lo demás es cosmética, en algún momento los precios se liberan y el dólar tendrá su verdadero valor de mercado.

¿Cómo ves la inflación?

. – La inflación 2018 nosotros hace tiempo la pronosticamos en el 18% anual, pero la podríamos estar revisando a la suba, para elevarla al nivel de 20% anual. El gobierno tiene por delante 3 incrementos en la energía eléctrica y el gas. En ambos casos las subas superan 50% para los incrementos de diciembre y febrero, sin tener en cuenta que resta le aumento de noviembre del año próximo. Claramente vamos a un escenario de alta inflación. La última novedad es el probable aumento de la nafta por suba del petróleo en el mundo, así se nos complica el futuro de Federico.

¿El dólar?

. – El gobierno se tendrá que animar a realizar algún ajuste, mientras le presten dinero del exterior, el dólar estará planchado. Pero si en algún momento, por razones de mercado el dinero del exterior no viene, si no hay ahorros para enfrentar el déficit fiscal futuro, pueden suceder varias cosas, a saber:

a) El gobierno procede a realizar un fuerte ajuste del gasto público que deriva en recesión.

 

b) El gobierno sale a capturar dinero en el mercado, con lo cual eleva más la tasa de interés, que es muy recesivo.

 

c) El gobierno devalúa el signo monetario, con impacto en el mercado interno, pero reanima a todo el sector externo que rápidamente se pone en marcha y derrama sobre los centros urbanos neutralizando los efectos negativos de la devaluación.

Lo mejor para vos seria devaluar. 

. – Bueno, la devaluación es un correctivo de corto plazo, el ajuste fiscal bajando gastos es una solución más estructural, pero hoy no vemos que opere como solución.

¿Por qué lo decís?

 . – No hay que dejarse engañar, la única solución posible es tener equilibrio presupuestario, el resto son variables que se tendrán que adecuar a los precios relativos que tiene esta economía.

¿Por ejemplo?

. – Sí un producto como la carne vacuna no se puede exportar porque el precio local es mayor que el internacional estamos en un problema, bajamos impuestos o devaluamos, o ambas cosas hasta lograr un equilibrio justo.

Esto se pone complicado. 

. – El gobierno en los primeros dos años hizo un programa de reformas que el empresario todavía no lo digirió. Blanqueo, adiós cepo y apertura de mercados mundiales. Ahora queda por delante sanear el Banco Central que esta descapitalizado, la reforma previsional, el pacto fiscal, la reforma impositiva y subir las tarifas de los servicios públicos. Todo esto obligara a los actores de mercado a buscar más escala.

Los que no puedan ir a más escala. 

. – Ese es el problema, me parece que el gobierno no midió el impacto de las reformas, versus el tamaño de los emprendedores argentinos, y esto está derivando en un ajuste muy duro. Las empresas se deben reinventar ante el nuevo escenario, y la reacción es hacer más de lo mismo arriesgando menos. El gobierno debe entender que no puede apresurarse, el ajuste severo nos hará caer en una recesión difícil de superar, y hoy hasta los supermercados se están quejando, señal de que lo hasta aquí vertido no es equivocado, la economía anda bien, pero los negocios no cierran.