Central cargó a Newell´s con el “Día del Abandono”

''

Se jugaba el Torneo Apertura de 1997 y el equipo canalla era dirigido por Miguel Ángel Russo. Central, llegaba a esta jornada 14 del campeonato, después de cosechar 6 triunfos, 5 empates y 2 derrotas. Aquella tarde, el conjunto Auriazul, formó con: Gastón Sessa; Eduardo Coudet, Horacio Carbonari, Germán Gerbaudo y Juan Ramón Jara; Maximiliano Cuberas, Cristian Daniele, Omar Palma y Marcelo Carracedo; Rubén Da Silva y Rafael Maceratessi (Pt 2´ Eduardo Bustos Montoya). El banco de suplente estuvo formado por Estanislao Ayuso, Germán Rivarola, Juan Pablo Rocchi y Carlos Espínola. Dos detalles: tanto Daniele como Germán Rivarola hoy se encuentran dentro del cuerpo técnico de la primera división auriazul. Enfrente, Newell´s salió al campo con: Sergio Goycochea; José Herrera, Ricardo Rocha, Juan Vojvoda y Gabriel Heinze; Julio Saldaña, Claudio Paris, Pablo Guiñazu (PT 17´ Hernán Franco) y Mariano David Libera; Julio Zamora y Víctor Muller (ST 18´ Fernando Crosa). El Director Técnico era Mario Nicasio Zanabria y los suplentes de la visita fueron: Guillermo Álvarez, Josemir Lujambio y Jorge Albornoz.

El Polillita Da Silva puso el primero a los 2 minutos del partido, a los 35, el “Chacho” marcó el segundo. Cuando iban 38 minutos vio la roja Dalla Líbera y tres minutos más tarde, se fueron a los vestuarios, Julio Zamora y Rubén Da Silva. Antes que termine la etapa inicial, Marcelo Carracedo anotó el tercero, iban 47 minutos.

Ya en la segunda etapa, a los 13, Julio Saldaña también se iría expulsado y dos minutos después, Horacio Carbonari, desde afuera del área pondría cifras definitivas. A los 18 minutos, Claudio París sería el cuarto y último expulsado en el conjunto del parque. Inmediatamente a la roja del “Rulo” París, una lesión del lateral uruguayo, José Herrera, obligó al árbitro Roberto Ruscio a finalizar el partido por inferioridad numérica.

En los vestuarios, un eufórico Omar Palma contaba sus sensaciones: “Cuando salimos a la cancha no tuvimos en cuenta la posición de ellos ni las estadísticas. Sabíamos que este partido era algo muy especial y por eso queríamos ganarlo”.

El 23 de Noviembre de 1997 se convertía en una fecha memorable.