Denuncian injerencia del Ejecutivo en la Justicia

''

El abogado Carlos Varela cuestionó los dichos del ministro de Justicia de la provincia, Ricardo Silberstein -quien hoy expresó su disconformidad y la del gobierno de Miguel Lifschitz con la decisión del tribunal de aceptar un pedido de los líderes de la banda- y señaló que “como persona del derecho me indigna que un ministro de Justicia quiera llevar contra el alambrado a un tribunal para que varíe su decisión.

En declaraciones al programa Trascendental, que se emite por La Ocho, Varela se refirió al pedido de 24 años de prisión para uno de los líderes de la banda, Ariel Máximo “Guille” Cantero, y al respecto dijo que “esa es la desmesura a la que hacíamos referencia en cuanto al pedido de pena que hizo el fiscal. Resulta inexplicable que aquella persona que hace unos meses habían acordado penas con la defensa y los propios imputados por siete años ahora, sin motivo ni justificación legal alguna, pida 24 años de prisión”.

Al consultársele si aludía al fiscal Gonzalo Fernández Bussy, el letrado se despachó diciendo que “ellos habían defendido el proceso abreviado. Sí, por lo menos es llamativo y es lo que yo denomino hacer jueguito para la tribuna. Pero también lo veo con el propio ministro Silberstein , que también hace jueguito para la tribuna al hablar sobre el pedido de mejores condiciones para los detenidos y decir con un sarcasmo que deberían volver a la facultad”.

“La verdad -continuó Varela. es que con las manifestaciones de Silberstein siento vergüenza de que él haya sido decano de la Facultad de Derecho de dónde yo egresé. Lo primero que debería hacer es volver al secundario y aprender Instrucción Cívica y empezar a respetar el sistema republicano de gobierno, donde el Poder Ejecutivo no puede tener injerencia en el Poder Judicial. Me parece que lo ha olvidado. En este país hay una falta de memoria inmediata”.

Varela planteó que “esto se ha convertido en una escenificación casi teatral. Lo que podría haber sido una obra de teatro dramática y sofisticada, se ha transformado en un grotesco por la intervención de cuestiones y personas exógenas a lo que debiera ser la normal tramitación de una audiencia. Como persona del derecho me indigna que un ministro de Justicia quiera llevar contra el alambrado a un tribunal para que varíe su decisión. Eso es una injerencia clara del Poder Ejecutivo sobre el Poder Judicial”.

El abogado observó que el gobierno se transforma “en lo que ellos mismos critican y deberían dejar que tanto los jueces los fiscales y los abogados podamos desenvolvernos dentro de lo que son las reglas del mundo jurídico. Que ellos se manejen dentro del mundo de la política que, por lo que veo, está más cerca del vedettismo de un programa de espectáculo que a la política seria”.

“Como persona del derecho me indigna que un ministro de Justicia quiera llevar contra el alambrado a un tribunal para que varíe su decisión.

Sobre los 41 años pedidos a Ramón “Monchi Cantero” Machuca, Varela sostuvo que “me parece una pena exorbitante. Con la comparación que hacíamos respecto al proceso abreviado de 7 contra 24 años pedidos a Ariel Máximo Cantero, el Guille, yo pretendía hacer una ironía en la audiencia. En la Facultad de Derecho no enseñan matemática, pero confundir 7 con 24 años me parece una barbaridad”.

Sobre sus expectativas respecto al juicio resaltó que “confío plenamente en el tribunal, si no no estaríamos sentados ni Martínez, ni Edwards ni Yrure ni los otros colegas. Esta es una batalla larga, ardua, árida. Esperamos que prime la sensatez derivada de la aplicación de las reglas jurídicas y que el resultado sea lo que sea pero que sea derivado de la aplicación del derecho y no de la injerencia de factores externos al derecho”.