Matías Godoy: “Los goles estuvieron en el momento justo”

''

Matías Godoy llegó a Atlético en el 2012, siendo un nene de solamente 10 años. Sus aptitudes futbolísticas, sumadas a un físico que le permitía marcar diferencias con sus rivales, se fue destacando fecha tras fecha, primero en Liga Rafaelina y luego cuando ya le tocó debutar en la Novena de AFA. Esa diferencia que para los que cubren los torneos de inferiores afistas eran abismales, también fueron observadas por los seleccionados nacionales, y ya en el cierre del 2016 empezaron los contactos.

Finalmente este año fue a prueba junto a Rodrigo Pitavino, un año menor, y desde ese día las convocatorias se fueron repitiendo hasta finalmente quedar en el plantel que durante este noviembre participó en el Sudamericano Sub 15 que se disputó en Mendoza y San Juan. El ceresino comenzó como titular, convirtió en la primera fecha y después reapareció en su faceta goleadora en los dos juegos decisivos, sellando el torneo con el título.

Godoy es uno de los juveniles que Atlético tiene “blindado”, ya que aún no se le puede hacer contrato hasta que cumpla los 16 años, algo que ocurrirá el próximo 8 de enero, pero se sabe que su futuro inmediato puede llegar a estar lejos del predio del autódromo, ya que clubes argentinos y del exterior ya sondearon para quedarse con sus servicios. Pero para eso habrá que dejar pasar los días, y por ahora deberá disfrutar de este gran logro, que llevará a que la Crema lo reconozca el próximo sábado cuando el equipo principal reciba a Juventud Unida de Gualeguaychú en el Estadio Monumental.

En diálogo con La Primera de La Diaria por Unirred 104.3, el delantero contó sus sensaciones de como vivió la final: “Sinceramente creí que cuando nos hicieron el segundo gol que la situación ya estaba, me caí anímicamente porque pensé que era el final del partido, que ya estaba, pero gracias a Dios nos pusimos 2 a 1 rápidamente y encontramos el empate a los 5 minutos. Después pudimos convertir el tercero y terminó como queríamos nosotros”.

– El premio a no entregarse nunca…

– En lo que iba del torneo nunca nos había tocado un rival que se equiparara a nosotros en cuanto a la forma de juego, y en la final nos tocó enfrentar a alguien con las mismas cualidades. Fuimos al entretiempo perdiendo 1 a 0 y tanto Diego (Placente) como Pablito (Aimar) nos dijeron que ellos tenían trayectoria en estos torneos y que siempre debíamos estar en partido, y más en una final..y así pasó.

– ¿Qué balance hiciste en lo personal?

– Arranqué bien el torneo, haciendo un gol contra Colombia… después no se me daban los goles y erré mucho, pero gracias a Dios me tocó un grupo unido que me alentaba y que me decía que las cosas me iban a salir. Me quedé tranquilo y los goles aparecieron en la semifinal y en la final.

– ¿Qué tan importante fue la presencia de tu familia desde el primer día?

– Mucho, y es por eso que el gol de la final fue dedicado a ellos. Antes del torneo estuve casi un mes concentrando en Ezeiza, lejos de Rafaela, pero en San Juan estuvieron presentes y tuvimos contacto permanente.

– ¿Qué te dejaron Placente y Aimar?

– Lo principal fueron los valores, tanto ellos como todo el cuerpo técnico, el tema del respeto, la humildad, todas esas cosas que nos llevaron a lograr lo que logramos. Gracias a ellos creo que cambié mi cabeza, y con todo esto que me tocó pasar, estoy así.

– ¿Cómo fue el recibimiento en la ciudad?

– Hace poco que llegué, pero ya organizamos con los chicos de la Octava un asado de bienvenida. En el club me dieron descanso hasta el lunes, así que ese día me voy a estar sumando a los entrenamientos.

– ¿Qué pensas para tu futuro, teniendo en cuenta el interés de varios clubes?

– El otro día estuve hablando con mi representante, pero la verdad que mucho no me voy a tener y él deberá hablar con la gente de Atlético.