Crean app para pedir un taxi conducido por una mujer

''

“No vuelvas caminando sola por la calle, tomate un taxi”, es una de las frases que resuenan en bocas de padres, parejas o amigos responsables que consideran este medio de transporte como seguro y confiable. De madrugada y a la vuelta de los boliches, los padres y las mujeres que prefieran que ese coche lo conduzca una taxista ahora tienen una alternativa. 

SHE TAXI es la primera aplicación argentina para pedir taxis que garantiza que quien conduce es una mujer. Desembarcó en la ciudad a principios de noviembre, y por el momento cuenta con 5 unidades recepcionando viajes. Se distribuyen 3 durante el día y 2 trabajan durante la noche. Todas tienen habilitación municipal y las tarifas son las que se cobran en la ciudad. 

Patricia Sánchez lleva más de 20 años arriba del coche y es una de las taxistas adheridas a este programa. “Esta aplicación, además de servir como canal para visibilizar a las conductoras femeninas, brinda seguridad y confort”, explicó. 

La app fue creada como iniciativa de María Eva Juncos, una taxista rosarina que detectó que muchas de sus pasajeras eran capaces de esperarla para viajar con ella o le pedían su número de teléfono para volver a contactarse en el regreso de los boliches. “La idea surgió del relato colectivo de mujeres que me contaban sus experiencias y anécdotas. Estuve casi 10 años escuchando y naturalizando muchas situaciones que no son ‘normales’, hasta que me di cuenta que se podía cambiar”, contó. 

En cuanto a la inversión, la fundadora aseguró que salió todo de su bolsillo trabajando como taxista y pidiendo préstamos. Hasta el momento lleva invertido cerca de 150.000 pesos en compra de imanes, abogados, difusión de la marca, honorarios, desarrollo y mantenimiento de los servidores. “Yo ya tengo mi recompensa, que no justamente va de la mano del dinero. Ahora no escucho a las pasajeras apenadas, si no que recibo agradecimiento y tranquilidad por parte de ellas”, destacó Juncos.