Repercusiones por las denuncias de abuso a Juan Darthés

''

La denuncia de Calu Rivero es pública (la incluirá en un libro, próximo a publicarse), pero es el propio Juan Darthés quien entendió que debe dirimirse allí donde corresponde: en Tribunales. “Es la Justicia la que tiene que definir esto. Ese es el carril que debe tomarse”, le dijo a Teleshow una persona allegada a Darthés.

Se refiere, claro, a los dichos de la actriz, quien acusa a su ex compañero en Dulce amor de haberla acosado durante las grabaciones de la novela. Y a la demanda por daños y perjuicios que Darthés presentará contra Calu. “Nunca tomé un café (con ella) ni estuve en su camarín”, se había defendido el actor este lunes, en diálogo con Intrusos.

Pero, ¿cómo recibió Darthés -junto con su entorno más cercano- la repercusión de las palabras de Rivero? “Está muy tranquilo. Y en su casa, está todo bien”, le aseguraron a este portal. Sin embargo, en un primer momento hubo enojo. “Esto es una gran injusticia, y Juan no se lo merece. Tiene treinta años de carrera y jamás ha tenido un inconveniente”.

Si bien lo vive con tranquilidad, en un principio los dichos de Calu habrían provocado enojo

“Es un delirio pensar que algo así pueda ocurrir en un set de televisión. Es demencial. Y es demencial que lo avalen”, lamentó la fuente consultada por Teleshow, para concluir: “Está la Justicia, no solamente la argentina sino también la divina. Simplemente eso”.

En Dulce amor, la exitosa novela de Quique Estevanez que Telefe emitió en su prime time desde enero de 2012 a abril de 2013, Natacha (Rivero), una joven adinerada y caprichosa, vivía un romance muy intenso con su chofer, Julián (Darthes). Incluso, los actores llegaron a ser tapa de revista. Eran “la pareja hot del verano”.

 

IMPULSONEGOCIOS