Este martes comienza el juicio a la banda Los Monos

''

En la previa del juicio a la banda de Los Monos, la causa penal más relevante de los últimos años en la provincia, ya comenzaron los primeros cortocircuitos. Es que la polémica ya se instaló a partir de la decisión de la provincia de alojar durante la semana a los acusados de perfil más alto de la banda, los integrantes del clan Cantero, en el mismo lugar donde serán juzgados, mientras que sus defensores se oponen a esa medida, argumentando el “agravamiento de las condiciones de detención” y es por ese motivo que presentaron un hábeas corpus. Es decir que los acusados permanecerán detenidos de lunes a viernes en calabozos dispuestos para tal fin en el Centro de Justicia Penal para evitar traslados. 

La mayor preocupación para las autoridades en relación al juicio que arrancará mañana es sin dudas los traslados de las personas que están alojadas en cárceles. De los 25 juzgados, sólo ocho están en una prisión. Para esos acusados, el Ministerio de Seguridad acondicionó como pabellón un subsuelo del Centro de Justicia Penal a fin de limitar los desplazamientos desde y hacia la cárcel de Piñero los fines de semana. 

Estos imputados, considerados presos de alto perfil, son Guille Cantero, Monchi Cantero, Ariel “Viejo” Cantero, Emanuel Chamorro, Leandro Vilches, Walter Daniel Jure, Mariano Salomón y Andrés “Gitano” Fernández. La elección del Centro de Justicia Penal, que se estrena con este megajuicio, es para evitar superponer esta actividad con la de los Tribunales de Balcarce al 1600.

Sin embargo, el abogado defensor Carlos Varela, quien representa a los acusados, en diálogo con La Capital, sostuvo que “eso es una locura porque quieren que vivan en un habitáculo de dos metros cuadrados hasta diciembre”.

“Quieren hacer de un lugar de detención transitorio uno permanente”, manifestó Varela en relación a las celdas que se encuentran en el nuevo Centro de Justicia Penal de la ciudad.

Máximo Ariel Cantero, Ramón Machuca, Jorge Emanuel Chamorro, Mariano Salomón, Leandro Vilchez, Edgardo Fernández y Daniel Jure -siete de esos ocho acusados- le escribieron una carta al juez de la causa para que habilite un recurso de hábeas corpus correctivo. 

Según reveló el abogado Varela, la respuesta a este pedido “debería salir en el transcurso de hoy pero seguramente se estirará hasta mañana”.