Cuántos días se puede sobrevivir en un submarino sin salir a la superficie

''

El tiempo pasa y la incertidumbre por la falta de contacto con el submarino ARA San Juan es cada vez más grande. A medida que los días corren, surgen nuevos interrogantes y suena cada día con más fuerza la pregunta: ¿Hasta cuándo se puede sobrevivir en un submarino sin que este salga a la superficie? La renovación del oxígeno es el principal problema.

El buque con 44 tripulantes argentinos perdió contacto el miércoles 15 de noviembre a las 7 de la mañana, cuando se trasladaba en un punto cercano a Puerto Madryn desde Ushuaia hasta el puerto de Mar del Plata. Desde entonces, todavía no se pudo tener noticias de él.

Según confirmó esta mañana el vocero de la base naval de Mar del Plata, el capitán Gabriel Galeazzi, durante la última comunicación se informó desde el submarino que existía una avería con las baterías del mismo.

“El buque salió a la superficie y de ahí comunicó que las baterías habían sufrido una avería con un cortocircuito. Por eso, el comando de las Fuerzas de Submarinos, que era su control en tierra, le dice que cambie inmediatamente la derrota y venga a Mar del Plata”, afirmó Galeazzi ante la prensa.

Así se presentó un escenario de preocupación y pesimismo que no se había registrado durante los últimos días.

“En condiciones habituales de navegabilidad, el submarino puede permanecer debajo del agua al menos unos 90 días. Se manejan las variables de la capacidad de combustible, el agua, los alimentos y también el oxígeno”, describió a Infobae el perito naval Fernando Morales.

Sin embargo, esa normalidad de navegación contempla un par de las llamadas salidas a la superficie, que son vitales para el funcionamiento del submarino. Cuando la nave se encuentra en la superficie, se maneja mediante la energía proporcionada por un motor diésel. No obstante, en el caso de tener que permanecer muchos días ininterrumpidos en las profundidades, dependerá del funcionamiento de sus baterías.

Esas mismas baterías son las que permiten accionar los tubos de oxígeno medicinal, ante el caso de una emergencia: “Ese sistema permite atrapar el anhídrido carbónico que exhalan los tripulantes y absorbe el oxígeno puro. Así se permite la renovación y se evita el envenenamiento”, agregó Morales.

La carga de las baterías pasa a jugar un rol fundamental ante una eventual emergencia. Éstas solo se pueden recargar una vez que el submarino logra ubicarse en la llamada “profundidad de snórkel”: la nave se sitúa unos dos o tres metros por debajo de la superficie del agua y mediante un tubo logran incorporar el aire necesario para las recargas de las mismas. Esta práctica se debe ralizar al menos cada dos o tres días.

“En caso de que el submarino no pueda alcanzar esa superficie de snórkel para la recarga de las baterías, el tiempo de autonomía es de siete días”, afirmó Morales