Messi buscará cortar una racha en la Champions

''

Barcelona buscará este miércoles en Turín ante Juventus asegurar la clasificación a octavos de final de la Champions League. Le bastará con un punto para garantizarse no solo su acceso a la ronda de los 16 mejores de la competición sino también el primer lugar del grupo D, lo que le permitiría enfrentarse en la próxima instancia a uno de los segundos de las otras zonas. Y en ese reducto difícil Lionel Messi también se jugará un partido especial.

Más allá de los vaivenes lógicos, corren buenos tiempos para la carrera de Messi. Porque con la Selección argentina ya se sacó de encima la presión y con un triplete ante Ecuador la metió en el Mundial de Rusia, y porque con el Barcelona lidera con cierta holgura la Liga española, con un andar casi perfecto: totaliza 34 puntos sobre 36 posibles y su perseguidor es Valencia a cuatro unidades, mientras que Real Madrid perdió mucho terreno y está a 10 puntos de la cima.

En particular, Leo es además con amplia distancia el goleador de la Liga con 12 tantos, tres más que Simone Zaza, del Valencia, en un registro en el que hay que hurgar bien en el fondo para encontrar al portugués Cristiano Ronaldo, con apenas un grito.

Pero una situación particular lo afecta en la Liga de Campeones como visitante: Messi, el mismo que parece capaz de derribar cualquier resistencia de los rivales, está por cumplir un año sin marcar goles como visitante por la competición.

La última vez que la Pulga consiguió marcar fuera del Camp Nou por Liga de Campeones fue en Glasgow frente al Celtic de Escocia el 23 de noviembre de 2016, cuando el Barcelona se impuso por 2-0 con un doblete suyo.

Después de aquella victoria, Messi afrontó cuatro partidos como visitante por la Champions y en ninguno de ellos pudo anotar. Los dos primeros fueron las estruendosas caídas ante PSG 4-0 (que el Barcelona remontó en la vuelta con un histórico 6-1) y ante Juventus, el mismo rival que tendrá enfrente el miércoles, por 3-0. Ya en esta edición, Leo no marcó ni en la victoria 1-0 de la primera fecha ante Sporting Lisboa en Portugal ni ante Olympiakos en Grecia, encuentro que finalizó 0-0.

Siempre se espera más de Lionel Messi y por eso los catalanes (y muchos argentinos) sueñan con un nuevo grito suyo esta semana. Que ayude a aterrizar en octavos de la Champions y de paso quiebre ese llamativo (para un crack como él) registro en blanco fuera de casa que está por cumplir un año.