Inauguran nueva sede de la Universidad Católica

''

En la mañana de ayer se inauguró finalmente la nueva sede de la Universidad Católica de Santa Fe, la misma se encuentra emplazada en Av. Zóbboli 1932, paralela a la Ruta 34. Complementando su sede en el centro de la ciudad que funciona en calle Saavedra, precisamente en el Colegio San José. En el acto estuvieron presentes, el arzobispo de Santa Fe, monseñor José María Arancedo; el obispo de la diócesis de Rafaela, monseñor Luis Alberto Fernández; la presidente del Directorio Dra. Ruth del Carmen Casabianca, el Rector Magister Arq. Ricardo Mario Rocchetti; el intendente Luis Castellano, autoridades de la casa de estudios, del Consejo Universitario de Rafaela (CUR), representantes de otras casas de estudios, funcionarios provinciales y municipales, entre ellos el secretario de Educación, Jerónimo Rubino, docentes y alumnos de la institución.

El acto comenzó con la palabra de bienvenida de Monseñor José María Arancedo, que mediante una bendición dio apertura al acto, procediendo luego al corte formal de cintas. A su lugar tomó la palabra el obispo de la diócesis de Rafaela, monseñor Luis Alberto Fernández, quien leyó la palabra y dio la bendición a la imagen del Arcángel San Rafael. Invitando luego a ingresar al SUM de la sede, para llevar adelante el descubrimiento de las placas. Tras un nuevo acto de bendición se dio por iniciado el acto. El primero en tomar la palabra fue el Rector Magister Arq. Ricardo Mario Rocchetti quien expresó su gran satisfacción frente al desafío logrado y agregó “este nuevo espacio físico nos permite tener lugares más adecuados para el desarrollo de las actividades académicas; los edificios no es lo esencial de la universidad, sino las personas que los integran. Por ello contar con lugares adecuados para que el encuentro entre docentes y alumnos sea perfecto, lugares para investigar, para estudiar y reflexionar no es menor. Contar con lugares adecuados permite que la actividad académica se planifique, se haga de un modo más pulcro”.

Consultado sobre la posibilidad de incorporar nuevas ofertas, Rocchetti señaló que “Rafaela es una ciudad que tiene una cobertura bastante importante en la educación superior, estamos previendo traer nuevas ofertas de grado pero también otros tipos de servicios, como ser actividades de posgrados, que tienen mucho que ver con el perfil socio-productivo de Rafaela”. 

Rumbo a la ciudad universitaria

Desde hace algunos años Rafaela se vuelve pujante en su construcción como un epicentro educativo. Ese polo de atracción para jóvenes y estudiantes de la ciudad y la región, que busca ampliar sus plazas para cada año lanzar al mercado cientos de profesionales egresados en Rafaela. Sí, contadores, abogados, arquitectos, kinesiólogos, psicólogos, comunicadores y más. Cada vez más amplia se vuelve la cartera académica. Eso moviliza a las casas de altos estudios a aggiornar sus espacios para conseguir ese binomio perfecto entre alumno y docente. 

El intendente Luis Castellano reflexionó acerca de la apertura de esta nueva sede y señaló “para nosotros, la instalación de este edificio de la universidad es la consolidación de un proyecto importante tanto para la institución educativa como para la ciudad”. 

“Rafaela, con sus universidades, sus institutos superiores, se viene consolidando como ciudad universitaria; en sus 60 años que va cumpliendo como universidad y estos 12 años que está en Rafaela, la Universidad Católica de Santa Fe siguió procesos lógicos que se condicen con una mirada de Rafaela que tenemos nosotros como municipio, y que compartimos con todas las instituciones con las que discutimos el proyecto de ciudad y de región que queremos”, agregó.

“Es clave también la inserción que ha tenido la universidad católica en el Consejo Universitario de Rafaela, el CUR, y la discusión sobre cuáles son las carreras que el futuro necesita”, manifestó. 

Pensar en un futuro

Además el Intendente agregó, “estamos ante un proceso muy importante de cambio en el mundo a raíz del gran desarrollo tecnológico y si los modelos educativos, productivos y el rol del Estado y su vinculación con las instituciones no entran en debate y no somos capaces de entender este cambio, seguramente nos vamos a quedar atrás; y esto es lo que se discute en el Consejo Universitario”, señaló.

“Es fundamental que la educación, la producción y el Estado pensemos el futuro en conjunto, trabajando y construyendo ese puente que lo ponemos en los 150 años de nuestra ciudad que Rafaela cumplirá el 24 de octubre de 2031; la Universidad Católica de Santa Fe se ha insertado en esta discusión rafaelina y de la región, pero a la cual invitamos a participar a todas la universidades para transformarnos de una ciudad con universidades a una ciudad universitaria”, finalizó.