La Marcha del Orgullo tuvo su edición número 26

''

Con el habitual desenfado y color, pero una insistente firmeza para pedir que termine la violencia contra el colectivo LGTBIQ y en la reivindicación de los derechos obtenidos a lo largo de varios años, la Marcha del Orgullo tuvo este sábado su edición número 26 en las calles del centro porteño. 

La marcha, que también mantuvo protestas contra la violencia estatal y especialmente policial contra las personas, se inició cerca del mediodía con un discurso por altoparlantes en los que se exigía el “respeto a la identidad” del colectivo. 

“Sistemáticamente nuestra población ha sido violada, mutilada y asesinada frente a un Estado indiferente. La población travesti, transexual y transgénero ha sido víctima de un genocidio cuya única causa es el deseo de vivir en libertad”, se proclamó. 

En el documento se repudió el “protocolo policial para registrar a las personas Lgbtiq”, por considerar que “habilita y legitima la violencia policial” contra ese colectivo social.

“Con orgullo, nos juntamos desde hace 26 años con el fin de reivindicar cada uno de nuestros derechos y alcanzar una igualdad real, que además de estar en las leyes, esté en las calles. Nos proponemos seguir celebrando los derechos conquistados y seguir luchando con fuerza por los que siguen pendientes”, indicó la proclama. 

Otra de las consignas escuchadas tuvo que ver con la “aplicación efectiva de la ley de Educación Sexual Integral y la actualización de sus contenidos, porque a 11 años de su sanción los ministerios de Educación la desconocen”. 

Además, las diversas agrupaciones que participaron de la marcha exigieron el “urgente cumplimiento del cupo laboral trans en la provincia de Buenos Aires y la sanción de una ley de cupo laboral trans a nivel nacional”.