Trabajadores de Refinería San Lorenzo, en alerta

''

Los trabajadores de la Refinería y Planta Fluvial de la empresa Oíl Combustibles S.A.,  ubicadas en la ciudad de San Lorenzo, se manifestaron “sorprendidos y consternados” ante las declaraciones públicas realizadas por el responsable de la Afip, Alberto Abad, que en principio no permitiría que el organismo que conduce habilite la apertura del concurso preventivo del ex grupo Indalo S.A. por parte de los nuevos inversores, que entre otros interesados tiene a la petrolera rusa Lukoil, segunda petrolera más grande del mundo.

Los trabajadores advirtieron sobre su estado de alerta y preocupación por los “4 mil puestos directos y 11 mil indirectos” que genera Refinería San Lorenzo.

A través de un comunicado que firma el representante de los trabajadores de la empresa en el Comité de Control del Concurso Preventivo, Héctor Hugo Brizuela, indican que estuvieron presentes en la audiencia judicial donde los directivos de Op Investments y los representantes de Lukoil plasmaron su proyecto de salvataje y de inversiones.

De acuerdo a este texto, los posibles compradores “se comprometieron a que la Afip reciba un pago inicial de $952 millones y cuotas de $112 millones mensuales”. Afirman que “este proyecto conocido por los trabajadores generó en nosotros, nuestras familias y en todo el cordón industrial del Gran Rosario un clima esperanzador; de posibilidad de futuro laboral cierto para todos y toda la región”.

En este contexto, hacen “un pedido al gobierno nacional para que arbitre los medios a fin de evitar que un funcionario técnico-administrativo, despojado de sensibilidad política y social, incapaz de dimensionar las consecuencias que su conducta de burócrata acarreará para la economía nacional y el daño social aparejado”.

Luego se preguntan si “¿la Afip quiere cobrar lo que se le debe al fisco o condenar a los trabajadores por la conducta contraria a derecho que le endilga a nuestro antiguo patrón?”.  

Concluyen informando que “los trabajadores nos mantenemos en asamblea permanente, esperando la respuesta del gobierno nacional”.