El debate por la reforma laboral llega al senado

''

El proyecto de reforma laboral se encuentra listo para aterrizar de un momento a otro en el Senado, luego de que la CGT acercara posiciones con el Gobierno tras una serie de reuniones con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Sin embargo, la polémica dentro del mundo sindical continúa. 

Héctor Daer, miembro del triunvirato de la CGT, defendió las negociaciones a partir de los cuales se produjeron cambios logrados al sostener que “nos presentaron un proyecto que apuntaba a la corazón del derecho laboral, intentaban llevarlo a un derecho de iguales y después se quisieron tocar instrumentos troncales que hacen a la relación contractual entre el trabador y el empresario”. 

“Se intentó que dos colectivos, autónomos e independientes, saldrían de la Ley de Contrato de Trabajo, por eso se accedió al acuerdo. No se flexibilizó nada, no se creó del banco de horas, solo queda en un marco de tercerización las actividades de gastronomía, seguridad y maestranza, tres gremios con sindicatos. Cualquier otra acción de tercerización que se genere queda baja la responsabilidad del principal, y se agrega que se cumpla con el convenio colectivo de la actividad”, afirmó el triunviro en declaraciones a radio El Mundo. 

Asimismo, Andrés Rodríguez, Secretario General de UPCN, consideró que “fue un acuerdo positivo, basado en el objetivo blanqueo laboral y fue lo primero que se acordó con nuestra propuesta de crear una agencia nacional de tecnología de salud”. 

Cuando nos alcanzaron el primer borrador con una serie de modificaciones de la Ley de Contrato de Trabajo esto lógicamente tensó la situación pero la fuimos desarmando con tres semanas de dialogo”, reconoció.

“La convención colectiva de trabajo es una resolución que tiene que logar el acuerdo de ambas partes, de la parte de los trabajadores como la de la empleadora. Cada gremio conoce su actividad e introduce las modificaciones cuando lo amerita, no se puede hace unilateralmente”, aseguró. 

En cambio, el bancario Sergio Palazzo, criticó a la central obrera y consideró que ” no consiguió nada a cambio en estas reformas”. “El Gobierno se llevó casi todo lo que vino a buscar y los trabajadores no nos llevamos nada”, bramó en diálogo con radio Blue. 

“La CGT tiene que dar una respuesta, yo no avalo sacarme una foto con Macri cuando se entregan derechos”, insistió Palazzo. Y remató: “En los 90 también había una CGT que pactaba con el Gobierno”.

También Pablo Micheli, titular de la CTA Autónoma, se quejó: “No fuimos llamados para asistir a las reuniones por la reforma laboral y tampoco vamos a asistir si nos convocan porque no vamos a ser cómplices de esta medida que perjudicará a los trabajadores”. 

“Las dos CTA estamos llamando a todos los sectores que no acepten estar reforma que le quitará derechos a los trabajadores. En primer lugar vamos a llamar a movilizarnos al Congreso el día que se junte la comisión de trabajo”, concluyó.