Movilización kirchnerista hacia Ezeiza y Marcos Paz

''

Amado Boudou lleva quince días preso en la cárcel de Ezeiza. Julio De Vido suma nueve días allí y otros quince días en Marcos Paz. Y si bien Cristina Kirchner consideró que sus detenciones preventivas son en realidad el reflejo de una “Argentina sin Estado de Derecho” destacó que “no pone las manos en el fuego por nadie”. Sin embargo, hoy, Día del Militante, el kirchnerismo se movilizará hacia ambos lugares para apoyar al ex vicepresidente y al ex ministro de Planificación Federal.

Los dirigentes del Frente para la Victoria (FPV), La Cámpora y Unidad Ciudadana (UC) convocaron a la militancia para las 11 de la mañana en la entrada del Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza, ubicado en la avenida Constitución, entre Alto Perú y Venezuela, y el II de Marcos Paz, sobre el acceso Zabala.

Fuentes confirmaron que aprovecharán el Día del Militante, en el que se recuerda la primera vuelta del ex presidente Juan Domingo Perón al país en 1972, para solidarizarse con Boudou y De Vido. 

La convocatoria también llegó a las redes sociales con una consigna por demás llamativa: “Nos movilizamos a las puertas de las cárceles donde un grupo de jueces dependientes mantienen secuestrados a los compañeros”.

El ex vicepresidente está detenido de manera preventiva desde el 3 de noviembre por orden del juez federal Ariel Lijo, que investiga si fue el jefe de una asociación ilícita para enriquecerse de manera ilegal junto a su amigo José María Nuñez Carmona -también detenido-. Le imputó cuatro delitos: la compra de 19 autos a la concesionaria Guido Guidi SA por 2,1 millones de pesos para el ministerio de Economía; la comisión de 7,6 millones de pesos para The Old Fund por asesorar a Formosa en la reestructuración de la deuda; la adquisición de Ciccone Calcográfica; y el lavado de activos.

El ex ministro de Planificación Federal está arrestado de manera preventiva desde el 25 de octubre ni bien fue desaforado en el Congreso. El juez Luis Rodríguez lo investiga por corrupción en el Yacimiento de Río Turbio; y Claudio Bonadio, por desvío de fondos en la contratación de barcos de gas natural licuado (GNL).

Todavía es una incógnita si Máximo Kirchner estará en Ezeiza y Marcos Paz. El líder de La Cámpora, de todas maneras, los defendió el sábado cuando habló en la Cooperativa de Curtidores (exCIDEC) en Hurlingham: “Nuestro bloque tiene un diputado menos por la detención ilegal de Julio. Lo mismo que pasó con Amado. Defender los derechos de los argentinos nunca fue gratis”.

Quien sí estará es el ex vicegobernador de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, que ingresará a Ezeiza para abrazar a Boudou.

La iniciativa en favor de Boudou y De Vido, en cambio, no incluye a otros presos. En Marcos Paz están: Roberto Baratta (exsubsecretario de Coordinación y Control de Gestión de Planificación Federal); Claudio “Mono” Minnicelli (cuñado del exministro); y hasta Víctor Manzanares (contador de la familia Kirchner). En Ezeiza se encuentran: Ricardo Jaime (exsecretario de Transporte); César Milani (exjefe del Ejército); y José López. (exsecretario de Obras Públicas).

A López no lo defiende ningún compañero: no ponen “las manos en el fuego” por el hombre que intentó esconder 9 millones de dólares en un convento de General Rodríguez, armado, de noche y con la ayuda de monjas.