Policías salvaron a una niña de morir ahogada por un hueso

''

Fuentes policiales consignaron que la jefa de la seccional 30ª, Patricia Ayala, y el suboficial Héctor Schmidt, fueron enviados a ese lugar porque había una situación de emergencias.

Cuando los policías llegaron a ese domicilio se encontraron con una mujer que tenía en sus brazos a una nena desvanecida y que manifestaba a viva voz “Mi hija se ahogó con un hueso, salvala por favor”.

Los policiales rápidamente procedieron a realizar las maniobras para retirarle el hueso de la garganta. Una vez que lograron ese objetivo, trasladaron de urgencia a la niña junto a su progenitora al Hospital de Niños Zona Norte, donde fue recibida por médicos de guardia que logran reanimar a la pequeña.