Gestiones en defensa del mutualismo

''

Los directivos de la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM) Lic. Alejandro Russo, Cr. Víctor Rossetti y Narciso Carrizo, y de la Asociación de Dirigentes Mutualistas (ADIM), Lic. Jorge Rusín, encabezaron una importante serie de gestiones al más alto nivel, con el fin de advertir sobre los graves riesgos que implica para la continuidad del funcionamiento de las mutuales el país el intento de aplicar cargas impositivas al Servicio de Ayuda Económica Mutual (SAEM). Esa intención quedó plasmada en el proyecto de reforma tributaria elevado al Congreso el pasado lunes, el cual elimina las exenciones impositivas de que gozan las mutuales, en el marco de la ley que regula el funcionamiento de las instituciones.

En primer lugar, los dirigentes mutualistas asistieron a una reunión en la Casa de Gobierno, y fueron recibidos, el martes, por el vicejefe de Gabinete,  Lic. Mario Quintana, su asesor tributario, y el Dr. Marcelo Collomb, en su calidad de presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES).

Durante una reunión de una hora y media, los dirigentes expusieron la profunda preocupación que generó el proyecto de Reforma Tributaria, que establece en su artículo 23° que “la exención prevista en los incisos d) y g) no será de aplicación a los resultados provenientes de actividades de ahorro, crédito y/o financieras o de seguros y/o reaseguros –excepto las ART-MUTUAL- bajo cualquier modalidad –sea en forma propia o a través de terceros. En tales supuestos no resulta de aplicación lo previsto por el artículo 29 de la Ley 20.321 para las entidades mutualistas”.

Además, explicaron sobre las implicancias económicas, financieras y sociales por las que atravesará el Mutualismo de nuestro país, y las comunidades donde se desarrollan estas organizaciones. Los funcionarios escucharon atentamente, y manifestaron que en estas instancias el debate se debe dar en el parlamento, y que ellos serán respetuosos de lo que decida la Cámara de Diputados y Senadores de la Nación.

Por su parte, el  presidente de la  CAM, Lic. Alejandro Russo, expuso ayer ante la Comisión de Asuntos Cooperativos, Mutuales y Ong´s, de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, sobre el mismo tema.

Consecuencias sociales

Russo advirtió a los legisladores que el proyecto presentado tiene implicancias jurídicas y sociales. En tal sentido, recordó que “el mutualismo cuenta con una ley especial que lo regula, que tiene 44 años de vida. Los legisladores interpretaron que se necesitaba una ley especial para regular el funcionamiento de las instituciones mutuales. Y hay tres artículos importantes. El artículo 2 define que las mutuales son entidades sin fines de lucro; el artículo 4 tipifica los servicios que ofrecen las instituciones, entre los cuales está el estímulo a los ahorros y el crédito. Y el artículo 29 define las exenciones subjetivas, en este caso eximiendo a las mutuales de todo tributo nacional”.

Luego de remarcar que “el espíritu del legislador estableció entonces que estas organizaciones eran inviables para cumplir el objeto social si no estaban eximidas de impuestos en el orden nacional. Si el legislador hubiera querido que no estuviera el SAEM, lo hubiera expresado en la ley. O no los hubiera eximido de impuestos”, recalcó.

Ante los legisladores, Russo enfatizó especialmente el costo social que tendría la aplicación de tributos al SAEM. “Esta reforma considera que el SAEM es un hecho aislado de las instituciones, ignorando la multiplicidad de servicios de las mutuales y que el SAEM es clave para subsidiar servicios de salud, de cultura, de educación, y actividades deportivas y recreativas”.

Por todo esto, las autoridades de la CAM instaron a las mutuales argentinas, a exponer esta problemática ante todos los intendentes, diputados y senadores provinciales y nacionales, y frente a los distintos actores de la comunidad, al efecto de concientizarlos de esta problemática y de lograr su apoyo.