Piden la indagatoria de Aníbal Fernández

''

El fiscal Gerardo Pollicita que investiga la administración fraudulenta y malversación de fondos públicos en Fútbol para todos solicitó la declaración indagatoria del exjefe de Gabinete kirchnerista, Aníbal Fernández en esa causa, de acuerdo a lo que informó Nicolás Wiñazki.

Además, el funcionario judicial también pidió indagar a los excoordinadores del programa Fútbol para todos, Gabriel Mariotto y Pablo Paladino, al exjefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, y al ex CEO de Torneos, Alejandro Burzaco, preso en los Estados Unidos. A todos les inhibirán bienes y les prohibirán la salida del país.

La causa que instruye el fiscal, tiene como juez a Daniel Rafecas. Ahora es el magistrado el que decidirá cuándo y cómo se instruyan las declaraciones indagatorias citadas. En el escrito, el funcionario judicial también solicitará la extradición de Burzaco.

La bomba que estalló en el FIFA Gate golpeó también al plan Fútbol para todos, el sistema armado desde el kirchnerismo para transmitir gratis los partidos de fútbol. Burzaco, en el contexto de esa causa, declaró que pagó 4 millones de dólares en coimas a dos exfuncionarios de ese plan. Uno es Paladino, el otro era Jorge Delhon, un abogado que ayer por la noche se tiró a las vías del tren.

Burzaco declaró contra Grondona

En los Estados Unidos, el empresario argentino dijo que el expresidente de la AFA, Julio Grondona, cobró 15 millones de dólares de sobornos por parte de O Globo, Televisa y Torneos y Competencias por los derechos televisivos del Mundial 2026 y 2030. La información fue proporcionada por el periodista Ken Bensinger. “Burzaco dijo que Grondona recibió el dinero en una cuenta del banco suizo Julius Baer”, explicó.

El argentino fue detenido en 2015 cuando estalló el FIFA Gate pero actualmente se encuentra en libertad bajo fianza tras haber pagado 20 millones de dólares. Según declaró Burzaco el martes, cada vez que viajaba a Asunción, Paraguay, para presenciar un evento de la Conmebol recibía “tratamiento presidencial”: volaba en un avión privado, era recibido en pista por vehículos Mercedes Benz y no hacía tramites de Aduana ni de Inmigración.