En medio de las acusaciones, Pelco defendió su actividad

''

El Grupo Pelco que tiene una planta de tratamiento de residuos ubicada en Puerto General San Martín defendió su accionar “de acuerdo a la ley” y negó que exista contaminación que perjudique la salud de los vecinos. Cabe recordar que un grupo de pobladores de Timbúes viene reclamando desde hace varios años que la firma se traslade a una zona más alejada, donde no traiga consecuencias su accionar.

“En Pelco desarrollamos una actividad necesaria, ya que tratamos los residuos que generan las industrias. Es decir, reducimos el impacto ambiental de los desechos y los disponemos de acuerdo a la ley. Si no existiéramos, muchos residuos serían dispuestos de forma inadecuada e informal y generarían contaminación”, mencionaron desde la empresa en comunicación con medios rosarinos.

Y agregaron: ““La planta está situada en un parque industrial, donde no hay residencias. El humo que emite la chimenea no es peligroso para ningún ser humano y es permanentemente controlado. De lo contrario, los que trabajamos todos los días en la planta deberíamos ser los primeros afectados”.

La semana comenzó con una denuncia por parte de José Febre, activista ambiental de la localidad de Timbúes que aseguró haber sufrido la intervención de su teléfono y que un anónimo se hizo pasar por él en una entrevista radial, la semana pasada. La empresa rechazó cualquier vinculación con ese hecho.