Grave acusación contra Lito Cruz

''

Una grave acusación pesa sobre Lito Cruz. Su ex pareja, Patricia Perrotta, aseguró que sufrió violencia de género por parte del actor, durante los tres años en los que estuvieron juntos: “Me encerraba en su casa con el gas abierto”, dijo la actriz, que fue a hacer la denuncia pero en la comisaría no se la quisieron tomar.

“Él era mi amor imposible desde los 16, yo lo veía y quería ser actriz”, recordó Patricia en diálogo con Andrea Taboada, periodista de Los ángeles de la mañana. Perrotta conoció a Cruz en un taller de teatro y enseguida comenzaron una relación: “Me invitó a vivir con él, me propuso tener hijos. Estaba bueno al principio”.

Sin embargo, muy pronto la relación dejó de ser color de rosa: “Al mes desapareció un día y me llamó por teléfono, estaba borracho. Me contó del problema con las adicciones que tenía, tomaba cada vez más, se ponía agresivo contra mí”, recordó.

Luego, Patricia contó algunas de las cosas que le hacía el actor: “Casi convivíamos en la casa de él, me dejaba abierta la llave de gas y encerrada en su casa. Era obsesivo celoso mal. Cuando volvía me pedía perdón, como hacen los psicópatas. Después de maltratarme me pedía perdón, me decía que si lo dejaba, iba a hacer lo que hizo Otelo y que me iba a tirar en el volquete de la puerta de la casa. Una vez intentó golpearme dos veces, pero lo frené porque hice judo de chica; eso me salvó la existencia, porque las dos veces que vino a golpearme lo agarré del cuello”.

Patricia y Lito se separaron en diciembre del 2014, pero en el 2015 y luego de la insistencia de él, volvieron a estar juntos: “Es que la gran promesa de la gente que maltrata es que cambia… Todo el verso”, dijo, y recordó que, dados los problemas de salud de él, hasta le ofreció su hígado: “Se internó dos veces y me demostraba que tenía ganas de curarse para volver conmigo. Tenía el hígado graso y tomaba alcohol desde los doce años”.

En el 2016, aunque ella no quería, se siguieron viendo; es que, según cuenta la actriz, “era peor tenerlo lejos que cerca, por las amenazas”: “Le tenía miedo, además tenía poder político, era director de Teatro Independiente, recibía plata de Cristina. Quería que yo trabajara con él”.

“Mi hermana apenas lo vio me dijo ”¿qué hacés con este tipo?, está pasado de merca”. Tiene esa adicción, él y la hija, él le banca la adicción a la hija. Vi lo que le pasaba, tiene temblores si no se droga. No me gustaba que tomara ni siquiera, pero no lo podía acompañar a los bares, porque me maltrataba delante de los mozos”, aseguró.

En el 2015 fue a la Policía: “Él intentó golpearme y no llegó, y para hacer la denuncia tenés que bancar que te pegue. Como lo frené, no me quisieron tomar la denuncia”, explicó.

En la intimidad, las cosas tampoco estaban bien: “A nivel sexual me pidió cosas que no quería, pero pocas veces. Eso fue un problema porque tomaba Viagra; él es adicto al alcohol y a las drogas, y en pleno acto casi le da un ataque cardíaco. El médico se lo eliminó, entonces como él ya no podía, la culpa era mía. Me llamaba a mi casa a las cinco de la mañana diciendo que se iba a suicidar, porque su vida era un infierno y yo lo estaba engañando”.

En su momento, Patricia no quiso hablar por miedo, pero a modo de catarsis se puso a escribir, así como publicó en internet Secreto de alcoba, donde cuenta su historia de manera ficcionada y sin dar nombres. A partir de ese momento, la historia comenzó a tener repercusión y varias chicas se acercaron para contarle testimonios, es por eso que hoy rompe el silencio.

Teleshow intentó comunicarse con el actor para que brindara su versión de los hechos, pero no obtuvo respuesta.

ib