Revocan el fallo que condenó por un crimen a una mujer y sus hijos

''

La Cámara Penal de Rosario revocó parcialmente un fallo de primera instancia por el cual se había condenado a dos hermanos y a la madre de estos a 14 años de prisión como coautores del homicidio de un joven de 22 años, hecho ocurrido en diciembre de 2013 en Villa Gobernador Gálvez en medio de una encarnizada disputa vecinal. Luego de establecer que hubo elocuentes contradicciones en el relato de al menos cinco testigos, un Tribunal de 2ª Instancia absolvió a la mujer (una agente policial acusada de entregar el arma homicida a uno de sus hijos) por el beneficio de la duda, en tanto que formalizó en el veredicto un acuerdo entre la Fiscalía y la Defensa de los otros dos imputados: uno de ellos recibió una pena de 12 años de prisión como autor material del homicidio, y el otro 5 años por provocar lesiones graves a la madre de la víctima.

Trifulca vecinal

El sábado 7 de diciembre de 2013 antes de la medianoche se desencadenó una trifulca de proporciones en la zona de Córdoba 145, altura en la que la calle muere en la avenida La Ribera, pegada a la barranca del río Paraná, en la vecina localidad de Villa Gobernador Gálvez.

La policía llegó tras la denuncia de vecinos que alertaron de graves incidentes, reyerta entre varias personas y múltiples disparos de armas de fuego. Cuando aclararon el panorama hallaron muerto a Leandro “Deli” Canteros, un joven de 22 años vecino de la zona que recibió dos disparos calibre 38 por la espalda.

Ya con la investigación policial y judicial del caso en marcha, se estableció la mecánica del hecho, que no estuvo exento de algunos conflictos y roces previos entre familias de las víctimas y victimarios, residentes a pocos metros unos de los otros.

Todo se desencadenó cuando los hermanos Iván Andrés Caminos y Cristian Sebastián Caminos, que vivían en el lugar con su madre, Isabel Barrios, y otros dos hermanos, observaron por la calle a un tal “Truli”, un personaje que les había robado en el almacén familiar que tenían en su casa.

Canteros observó que los Caminos golpeaban a “Truli” y decidió salir en su defensa por lo que se entremezcló en la trifulca. Cuando sus padres lo advirtieron salieron en su defensa. La madre de “Deli” resultó lesionada en la cabeza y, en medio de la confusión alguien esgrimió un arma y le disparó por la espalda a su hijo, que murió en el acto.

La Cámara Penal de Rosario revocó parcialmente un fallo de primera instancia por el cual se había condenado a dos hermanos y a la madre de estos a 14 años de prisión como coautores del homicidio de un joven de 22 años, hecho ocurrido en diciembre de 2013 en Villa Gobernador Gálvez en medio de una encarnizada disputa vecinal. Luego de establecer que hubo elocuentes contradicciones en el relato de al menos cinco testigos, un Tribunal de 2ª Instancia absolvió a la mujer (una agente policial acusada de entregar el arma homicida a uno de sus hijos) por el beneficio de la duda, en tanto que formalizó en el veredicto un acuerdo entre la Fiscalía y la Defensa de los otros dos imputados: uno de ellos recibió una pena de 12 años de prisión como autor material del homicidio, y el otro 5 años por provocar lesiones graves a la madre de la víctima.