Una duda en San Isidro para jugar ante Unión

''

Solo fue un gran susto, el estadio quedó en silencio. El golpe fue muy fuerte y más aún la incertidumbre cuando tuvo que ser trasladado en ambulancia e inmovilizado a una clínica local.

El capitán de San Isidro, Germán Sciutto vivió una situación que en principio parecía muy delicada pero que luego de los primeros estudios la tranquilidad le ganó a la desesperación. El alero sufrió un choque mientras que disputaba el tercer cuarto en el “Hogar de los Tigres” y tras estar unos segundos inconsciente, mostró señales de recuperación.

El golpe fue en la zona de las cervicales, por eso automáticamente el servicio de emergencias optó por inmovilizarlo. En el nosocomio al cual fue derivado le realizaron placas que descartaron lesiones óseas.

Igualmente, el jugador del “santo” fue rápidamente trasladado a San Francisco para someterse en la noche de este domingo a estudios minuciosos para descartar cualquier tipo de gravedad.