Leo Fernández analiza cambios en Central

''

La nueva era de Central está en marcha bajo el signo de Leo Fernández. El entrenador agarró ayer oficialmente el fierro caliente canalla. El cuadro de situación en Arroyito es preocupante. Sin embargo, el nuevo conductor auriazul irá decodificando con el devenir de los días las fichas que tiene al alcance de sus manos para ir armando el rompecabezas que tiene en la mente para el partido del domingo ante Talleres. En Córdoba no será una presentación más para este plantel, que aún no pudo obtener un triunfo en lo que va de la Superliga. Es por ese motivo que el DT apunta con toda la furia a levantar rápido el ánimo de un golpeado plantel antes de parar el equipo. También buscará reposicionar a algunos nombres y además no será nada extraño que en suelo serrano aparezcan algunos juveniles. También habrá que seguir de cerca a Marco Ruben.

La realidad es clara. El canalla necesita levantarse rápido porque el tiempo apremia. Y los números no le permiten tomarse una licencia. Todo lo contrario. El equipo está en el fondo. Y el domingo tiene un duro examen que no puede reprobar.

Para ver los nombres que podrían arrancar en Córdoba habrá que esperar hasta el jueves, que será el turno de hacer fútbol en el country de Arroyo Seco. Claro que quizá mañana ya haya algún indicio porque siempre antes se analiza a cada uno de los nombres ejercitando un intenso táctico.

Es cierto que la lógica indica que deberá haber cambios. Porque en lo que va de la Superliga y lo que fue la Copa Argentina hubo algunos jugadores a los que les costó hacer pie. Resta saber de ahora en más si Leo tomará el toro por las astas. Todo indica que sí porque tiene personalidad y también sabe que si no hace retoques será más de lo mismo. A eso hay que sumarle que conoce a los juveniles que piden pista.

Es por eso que de ahora en más se puede asegurar que el arco no tiene dueño. Y que Mauricio Martínez formará el domingo la dupla central junto a Fernando Tobio. Los laterales no corren peligro. Serán Paulo Ferrari y el chileno Alfonso Parot. También tienen una plaza ganada en el mediocampo Washington Camacho y Federico Carrizo.

A eso hay que sumarle que Emmanuel Ojeda se perfila para tener una chance si es que el DT decide apostar a un esquema integrado por dos volantes internos. En caso de optar por esa alternativa tiene varios jugadores para probar en el día a día. También podría jugarle a Talleres con un enganche definido. Y ahí sí entraría en consideración Joaquín Pereyra.

Mientras que arriba el único que por ahora tiene un lugar es Fernando Zampedri. Es que el Chaqueño Herrera está desgarrado. En realidad el delantero se terminó de romper porque ya venía mal del partido con Tigre. Y Marco Ruben arrastra una molestia en el cuádriceps, pero se especula que llegará sin problemas al domingo. No hay dudas de que soplan vientos de cambios en Arroyito. Ayer arrancó el ciclo de Leo Fernández, quien intentará de acá al domingo potenciar a sus jugadores desde lo anímico y deportivo con el único objetivo de que Central pueda empezar a hacer pie en la Superliga.