Preocupación de SIPRUS por la Ley Nacional de Salud Mental

''

“Se  trata de modificar los postulados centrales de dicha norma evitando la intervención del Congreso de la Nación ,  ámbito institucional que le diera origen y el único facultado para realizar  modificaciones,siempre con el consenso de los sectores involucrados”, dijeron en un comunicado desde el gremio.

Para SIPRUS los puntos más preocupantes de dicho decreto son

Modifica la concepción de la salud mental reinstalando el modelo médico hegemónico de perspectiva biologicista que resultó insuficiente para un tratamiento integral de los padecimientos mentales. De este modo excluye los aportes de disciplinas imprescindibles para la rehabilitación del padecimiento mental, como son la terapia ocupacional, la musicoterapia, la enfermería, la psicología, el acompañamiento terapéutico y el trabajo social, entre otros. 

Reinstala el manicomio bajo el nombre de “hospitales especializados en psiquiatría y salud mental” volviendo a poner enfasis en el concepto de peligrosidad y admite el aislamiento pleno de personas.

Lesiona y desnaturaliza el derecho a una defensa técnica, desestimando la voz y los intereses de la persona usuaria. 

Reinstala la lógica del modelo tutelar de sustitución de la voluntad, en franca contradicción con las disposiciones del reciente Código Civil y Comercial de la Nación y normas de superior jerarquía.

Quita de la competencia del Ministerio Público de la Defensa la designación de la máxima autoridad del Órgano de Revisión de la Ley y se la adjudica al Ministerio de Salud de la Nación. De esta forma la Autoridad de Aplicación de la ley será quien designe al responsable de ejercer las funciones de control sobre sí misma. 

“Ante esto Si.Pr.U.S. se encuentra en estado de alerta repudiando cualquier  retroceso que atente contra el reconocimiento de las personas con padecimiento mental como sujetos de derecho y nos proclamamos en favor de la sustitución del manicomio por tratamientos dignos con condiciones apropiadas”, reza el comunicado.

“Nuestro sindicato se suma, asi, al pedido de numerosas instituciones, universidades, colegios de profesionales y organizaciones de la sociedad civil, del NO a la firma de este decreto por el Presidente M. Macri. Instamos, ademas, a que la Direccion Provincial de Salud Mental de Santa Fe, se exprese y adhiera al rechazo de este intento de reforma regresiva de la Ley Nacional por decreto. Al mismo tiempo pedimos que manifieste publicamente la voluntad de defender tanto la Ley nacional como la provincial de Salud Mental vigentes”, finaliza el texto de la comisión de SIPRUS.