Expectativa por la declaración de Alejandro Vandenbroele

''

Alejandro Vandenbroele dio un fuerte giro en la causa de la ex Ciccone Calcográfica al pedir declarar como arrepentido en la causa, lo que implica su entrada al programa de testigos protegidos y también que “apunte hacia arriba” con sus confesiones ante la Justicia. Su decisión tiene un fuerte impacto en el kirchnerismo, ya que con su declaración involucraría especialmente, además del ex vicepresidente Amado Boudou, al extitular K de la AFIP Ricardo Echegaray y al gobernador de Formosa Gildo Insfrán. Además del presidente del Banco Macro Jorge Brito, muy ligado a la administración anterior.

En la declaración que hará ante el fiscal federal Jorge Di Lello el presunto testaferro de Boudou deberá aportar datos o documentos que incriminen a los involucrados en la maniobra por la compra de la ex Ciccone por la que se lo juzga al ex vicepresidente como la del asesoramiento por la renegociación de la deuda de la provincia de Formosa con el Gobierno durante el kirchnerismo. En el caso de que Vandenbroele no involucre a personas por encima de su rango Di Lello no podrá ofrecerle una reducción de penas, lo que le genera una mayor presión al presunto testaferro de Boudou para “contar todo” lo que sabe sobre las maniobras ilíctitas en ambos entramados.