Silberstein: “Nos encontramos con algo extremadamente grave”

''

El ministro de Justicia de la provincia, Ricardo Silberstein, alertó sobre la ilegalidad de las escuchas a su par de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y consideró que el fiscal debería haber tenido una denuncia contra el funcionario para poder intervenir su teléfono. El diputado Federico Angelini (Cambiemos) le salió a responder: “Debería tener más cautela”.

Luego de la polémica por las escuchas telefónicas que se revelaron entre el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y el ex jefe de la Unidad Regional de Rafaela, comisario Adrián Rodriguez, el ministro de Justicia de la provincia, Ricardo Silberstein estuvo anoche en el programa Mesa Política de El Tres y resaltó que “para poder intervenir un teléfono debe haber una denuncia penal contra esa persona, tiene que haber verosimilitud del Derecho, por lo menos una prueba de que esa persona cometió un delito“.

“Nos encontramos evidentemente con que el fiscal (Roberto Apullán) pide una intervención telefónica sin que haya una denuncia contra el ministro, sin que haya pruebas de que aparentemente haya cometido un delito“, afirmó Silberstein, quien calificó a la situación como “algo extremadamente grave” ya que “sea contra el ministro de Seguridad o sea contra quien sea es algo que no correspondía pedir una intervención del teléfono”.

En tal sentido, agregó que “hay intromisión de un poder en otro, evidentemente porque están interviniendo el teléfono de un ministro del Poder Ejecutivo sin ningún tipo de norma legal que lo justifique”.

“El fiscal debería haber tenido una denuncia contra el Ministro y tener pruebas para poder intervenir el teléfono. Nadie puede intervenir el teléfono a quien sea, tiene que haber algún tipo de prueba que esa persona cometió el delito. Para intervenir un teléfono tiene que haber un delito, una imputación de un delito”, aclaró el titular de la cartera de Justicia.