La esposa de De Vido volvió a apuntar contra Cristina

''

Alessandra Minnicelli, la esposa de Julio de Vido, volvió a cargar contra Cristina Kirchner por el silencio de la expresidenta ante la detención de Julio De Vido, mudismo que rompió cuando cayó preso Amado Boudou, a quien defendió con un mensaje en las redes sociales.

La también exfuncionaria k dijo que su marido sólo ejecutaba el plan de los Kirchner. Lo hizo cuando el periodista Antonio Laje, en América, le preguntó por Ricardo Jaime y José López, también presos por corrupción. “Jaime y López son Kirchner”, respondió Minnicelli.

“El gesto de no llamarme me pareció inhumano, porque en otros momentos me llamó. Me sorprendió que hubiera dicho que no ponía las manos por De Vido. Julio tiene mucho para contar”, aseguró.

La esposa de De Vido buscó desligarlo de todas las causas que tiene el exministro de Planificación. “Julio no es en absoluto responsable por la tragedia de Once. Ningún organismo de control encontró mérito para hablar de una irregularidad. Convierten en cuestiones políticas cuestiones administrativas. Ahora se llama corrupción a cualquier cosa”, dijo Minnicelli. “Me llama la atención que ahora haya tanta averiguación de delitos express, cuando el gobierno de turno está teniendo absoluciones express”, señaló.

“Julio tendría que haber explicado en su momento cosas que se explicaron mal. La imagen de De Vido está deteriorada en la opinión pública. Nunca se lo escuchó dar explicaciones. Estoy convencida de que es un preso político”, sostuvo.

La mujer de De Vido es una de las pocas voces que lo defienden. Él mismo en una carta se quejó de que el kirchnerismo en Diputados le había soltado la mano en el momento de la votación de su desafuero. Máximo Kirchner ni siquiera estuvo en la conferencia de prensa que dio el bloque FpV el día que la suerte del hombre que manejó la caja de los gobiernos kirchnerista quedó sellada.

En las últimas horas, sí habló Guillermo Moreno y reprochó el silencio de Cristina ante la detención de su ministro fuerte. Él y Aníbal Fernández dijeron que lo iban a ir a visitar a la cárcel.