Contundente rechazo del juez a un pedido de la familia

''

El juez federal Gustavo Lleral rechazó el pedido de Sergio Maldonado y su abogada Verónica Heredia de admitir a un grupo de especialistas externos para desarrollar su propia investigación acerca de las circunstancias en que murió Santiago Maldonado. El magistrado argumentó en un escrito que consideraba innecesario introducir expertos foráneos puesto que la instituciones argentinas garantizaban la independencia y calidad del proceso de recolección de pruebas.

La respuesta del juez Lleral fue extensa y contundente no dejando espacio para la duda o segundas lecturas sobre este punto.

“Argumentan que si bien en la presente investigación, la Gendarmería Nacional fue apartada de las actuaciones, hasta la fecha las investigaciones fueron realizadas por el resto de las fuerzas de seguridad dependientes jerárquicamente del Ministerio de Seguridad del cual depende la propia Gendarmería”, arranca el juez aludiendo al pedido original de la familia Maldonado.

De inmediato enumera algunos de los hechos que hacen dudar de la imparcialidad de los trabajos a la familia. “Cita en relación a ello una entrevista radial en la que el Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación, alude a reuniones que mantuvo con fuerzas federales y provinciales de Río Negro y Chubut. Que afirma que dicha reunión fue admitida por la Sra. Ministro de Seguridad ante la Comisión de Seguridad Interior y Narcotráfico de la Cámara de Senadores de la Nación, el día 16 de agosto de 2017”, esto en relación a la presencia de Pablo Noceti el 1 de agosto en la ruta 40.

“Que por otra parte, se llevaron a cabo, al entender del querellante, siete rastrillajes en diferentes fechas, en el río Chubut en el sector del Pu Lof en Resistencia Cushamen, destacando las expresiones del buzo Altamirano en las actuaciones del Habeas Corpus (Expte N° FCR 8233/2017), quien hallara el cuerpo sin vida de Santiago Andrés Maldonado el día 17 de octubre del año en cuestión, destacando que en el rastrillaje llevado a cabo el día 18 de septiembre había mejor visibilidad porque el día estaba soleado y el río estaba menos crecido y había menos corriente”, continúa en referencia a la declaración jurada que involucró al equipo de buzos que descubrió el cuerpo el 17 de octubre pasado.

De acuerdo al documento firmado por el juez, la abogada en su fundamento no parece hacer mención al informe, ante el propio magistrado de parte de los expertos, que indica que en el sector del cadáver los buzos no hacían pie y estimaban una profundidad de 2 a 2.40, y que se trataba de un espacio donde no entraba la luz solar, peligroso y poblado de ramas y vegetación. Altamirano también indicó que nunca habían revisado ese margen del río en específico, puesto que la única vez en que bajaron desde 1 kilómetro río arriba hacia el Pu Lof –18 de septiembre– lo hicieron en “zig zag”.

“Señala también el querellante, que desde el día 10 de agosto requiere una investigación exhaustiva, efectiva, independiente e imparcial, aduciendo que el hallazgo sin vida del cuerpo de Santiago Maldonado en el mismo lugar que fuera inspeccionado por las autoridades del Ministerio de Seguridad desde el 05 de agosto, ha aumentado la necesidad de contar con un equipo de expertos, independientes del citado Ministerio. Que en este sentido, sostiene que la necesidad de un equipo de investigadores externos fue advertido por el Comité contra las Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas”, alude el magistrado volviendo a la solicitud de la abogada Heredia.

“Un equipo independiente, estable, que lleve a cabo una investigación sistemática e interdisciplinaria (…) disponer pericias que surjan de esas investigaciones: planimetrías detalladas de cada declaración prestada para destacar concordancias, diferencias y complementariedad entre los relatos y otros hallazgos ya realizados y los aún pendientes (…) dicho equipo debería a su vez nutrirse de expertos externos y complementarse con el Grupo de Expertos Independientes -GEI- aún pendiente de conformarse a pesar de haber sido pedido al gobierno el día 29 de agosto y acordado su implementación. Que este GEI, debería además supervisar y coadyuvar con la investigación, y que un pedido del Sr. Juez que redundaría en la necesaria exhaustividad, tendría la veeduría que destaca como necesaria el Comité de DF de la ONU”, continúa enumerando el juez Lleral respecto del pedido de la familia.

La respuesta del magistrado es sólida y despeja otras interpretaciones. Lo que solicita la familia hace dudar de la capacidad y la imparcialidad de expertos reconocidos internacionalmente y del ejercicio del Estado sobre cuestiones que atañen a su soberanía. “…cabe recordar, que el Sistema Republicano de Gobierno que acoge nuestra Constitución Nacional, garantiza la división de poderes y preconiza la vigencia de un Poder Judicial que, a través de los jueces, instituye el ejercicio de un poder jurisdiccional imparcial e independiente”, inicia el juez su respuesta.

“Al amparo de dichos principios fundamentales, observo que en el presente trámite, la querella del Sr. Sergio Maldonado, puede encontrar las respuestas que pretende consistentes en obtener una investigación exhaustiva, efectiva, imparcial e independiente que permita determinar las circunstancias de la muerte de su hermano Santiago, cuyo cuerpo sin vida fue hallado el día 17 de octubre de 2017 en el Río Chubut.”, sigue.

“Si bien, como lo señala la querella que patrocina la Dra. Heredia, todas las fuerzas de seguridad del Estado Argentino están bajo la órbita de competencia del Ministerio de Seguridad de la Nación, ello no es motivo ”per se” para sospechar de maniobra ilícita alguna que empañe la investigación de los hechos presuntamente delictivos que resultan o resultaren objeto de los presentes autos, por la participación que pudieran tener en su actuación como auxiliar de la justicia –una de su funciones esenciales- alguna de las fuerzas de seguridad distinta de la Gendarmería Nacional”, continúa.

“Ahora bien, si partimos de sostener la hipótesis de que la Justicia que ejerció sus deberes y facultades en procura de la búsqueda y hallazgo de Santiago Andrés Maldonado, y bregó para garantizar el derecho a la verdad de sus familiares –aún con la participación de auxiliares de la justicia que pertenecen al Estado Argentino-, no está en condiciones de hacer efectivas las garantías esenciales aludidas al comienzo de estos considerandos, debería renunciarse al reconocimiento del poder soberano que posee el Estado Argentino y dar paso a otros estamentos ajenos a las autoridades que instituyeron nuestros constituyentes”, responde el juez Lleral.

“…considero que no es pertinente, en esta instancia, la convocatoria de un Grupo Especial de Investigadores como lo pretende la querella que patrocina la Dra. Verónica Heredia. Y ello es así, a mayor abundamiento, debido a que la organización institucional, tanto del poder judicial como también del resto de los organismos que posee el Estado Argentino, pueden dar una respuesta adecuada a las exigencias contenidas en los tratados internacionales que la querella cita, tal como ha ocurrido en los procesos donde esas instituciones del Estado Argentino, investigaron y juzgaron a autores de delitos de lesa humanidad”, concluye el magistrado.