El ministro Farías recibió al embajador suizo

''

Este jueves, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, recibió en la ciudad de Santa Fe la visita protocolar del embajador de Suiza en la Argentina, Hanspeter Mock. Del encuentro también participó el presidente de la DAIA Santa Fe, Horacio Roitman.

Ese país europeo preside este año la Alianza Internacional de la Memoria del Holocausto (IHRA, por sus siglas en inglés) de la cual Argentina es el único miembro latinoamericano. En ese contexto, la embajada de referencia presenta en el hall de la Casa de Gobierno santafesina una exposición itinerante con paneles y fotografías que explican el rol del ex embajador suizo en Hungría, Carl Lutz (1895-1995), en la Segunda Guerra Mundial.

“Desde hace varios días tenemos el privilegio de presentar esta muestra itinerante del legado a la humanidad que ha dado Carl Lutz, en particular a la comunidad judía, pero fundamentalmente por su sensibilidad, por su trabajo y su valentía en uno de los momentos más difíciles de la humanidad”, expresó Farías.

El ministro destacó “el honor de la visita del embajador de Suiza en la Argentina, con quien se tiene una muy fluida relación: hay lazos de hermandad entre el país europeo y la provincia de Santa Fe que es una de las cuales tiene mayor inmigración suiza en la Argentina”.

Por su parte, el embajador declaró: “Estoy muy impresionado y agradecido con el gobierno de la provincia por haber aceptado que colocáramos en esta prestigiosa casa, esta exposición dedicada al diplomático suizo que se distinguió durante la Segunda Guerra Mundial”.

Hanspeter Mock resumió que Lutz “era un diplomático suizo que se envió a Hungría, a Budapest concretamente, durante la Segunda Guerra Mundial, en un momento en el cual Suiza, país neutral, representaba los intereses de varios países beligerantes. Lutz fue con la misión de tejer esos intereses de varios países, incluyendo los de ciudadanos y personas autorizadas a migrar”.

“Ahí fue cuando, excediéndose de su mandato, ideó ante la tragedia que se estaba presenciando, un sistema de salvoconductos para 62 mil personas, lo cual representa la mitad del total de judíos de Hungría que se salvaron”, agregó, y por eso fue reconocido como “Justo entre las Naciones”, título otorgado en nombre del Estado de Israel por el memorial de Yad Vashem.

“Debo reconocer que por parte del gobierno suizo no recibió un reconocimiento inmediato ni mucho menos, más bien le reprocharon haberse excedido, ya que no tenía derecho de emitir tantos salvoconductos. Lo hizo por motivos de humanidad y eso es precisamente lo que Yad Vashem reconoció y lo que hace de Lutz una de las grandes figuras que se destacaron en la Segunda Guerra Mundial”.