Piden que Diego Lagomarsino no salga del país

''

Una de las querellas en la causa que investiga la muerte de Alberto Nisman, compuesta por la mamá y la hermana, pidió a la Justicia que le prohiban salir del país a Diego Lagomarsino. El empleado informático es el dueño del arma calibre 22 de donde salió el disparo que mató al fiscal de la UFI-AMIA, quien fue encontrado en el baño de su departamento de las torres Le Parc, en Puerto Madero, el 18 de enero de 2015.

El pedido lo hicieron a Eduardo Taiano, quien lleva adelante la investigación delegada por el juez federal Julián Ercolini.

Las próximas horas serán decisivas para Lagomarsino. Por una parte, el fiscal deberá actuar sobre el pedido de la familia de Nisman y aceptar o rechazar su eventual salida del país. Por otro lado, Taiano deberá decidir si avala las conclusiones del peritaje de Gendarmería que asegura que a Nisman lo agarraron del pelo, le pusieron la pistola en la cabeza y dispararon.

Según este informe, el fiscal estaba con “el torso erguido” y con una de las rodillas apoyada sobre el suelo, mientras uno de los victimarios lo sujetaba por debajo de las axilas “a modo de abrazo”. En esa posición, otro agresor se ubicó detrás y le apoyó el arma en el lado derecho de la cabeza para después apretar el gatillo. Eran aproximadamente las 02:46 horas del domingo 18 de enero de 2015.

Los gendarmes dicen haber descubierto elementos nuevos que no habían sido percibidos por otros peritos a lo largo de la investigación. El análisis más reciente dice que tenía el tabique nasal roto, un golpe en la zona de la cadera y residuos en el cuerpo de Ketamina, una droga con fuerte poder anestésico. Nada de eso fue detectado en la autopsia, ni en los peritajes hechos en 2015 por la policía federal y el prestigioso Cuerpo Médico Forense.

Hasta ahora, Lagomarsino es el único imputado en la causa, pero solo por el hecho de haberle entregado el arma homicida. El técnico alegó que el fiscal le había pedido la pistola un día antes de su muerte porque temía por la seguridad de sus hijas. La familia de Nisman, sin embargo, lo considera el principal sospechoso.

Los peritos aportados por la defensa de Lagomarsino afirmaron que Nisman se disparó parado frente al espejo.