Conmemoran un nuevo año de la Cofradía de Santa Rita

''

Los días 09, 10 y 11 desde las 19:15 habrá un Triduo de 45 minutos antes de la Santa Misa de las 20 en conmemoración al 70 aniversario de la fundación de la Cofradía.

El día 11 de noviembre desde las 17:30 habrá un agasajo a los socios con un refrigerio previo al Triduo con una proyección de la historia de la Cofradía.

El día 12 de noviembre desde las 20 la celebración de la Santa Misa con la bendición especial a los socios asistentes.

Para los diversos eventos se pude adquirir la tarjeta en la Secretaría Parroquial de la Basílica a un valor de $ 30. Lo recaudado será donado a Cáritas en adhesión a la primera Jornada Mundial de los Pobres instituida por el Papá Francisco.

Santa Rita, su vida

Rita nació, de padres mayores, en Italia en una aldea de Roccaporena, al oeste del pueblo de Casia, en 1381. Rita es la abreviación de su nombre Margarita Lotti. 

Abandonó su propósito de ser monja, y aceptó casarse con Paolo Mancini, un joven violento y revoltoso, que le causó muchos sufrimientos. Logró convertirlo a Cristo y cambiar sus costumbres. Tuvieron mellizos, Jacobo y Paolo. Un día Mancini fue emboscado y asesinado. Los dos hijos juraron vengar a su padre. Rita con un amor heroico por sus almas y en una oración humanamente incomprensible, pidió a Dios que se los llevara antes de que cometieran homicidio, lo que hubiera condenado sus almas eternamente.

Ambos enfermaron y murieron, también pidiendo perdón a su madre por todos los dolores causados. Decidió entrar al convento pero su  petición fue rechazada. Se entregó con mayor esmero a socorrer a los necesitados. Al fin las hermanas Agustinas hicieron una excepción y la aceptaron en su comunidad, se consagró a la oración y al amor de Cristo Crucificado, que la asoció a su pasión hiriéndola en la frente con una espina de su corona. Este estigma marcó su rostro con una dolorosa llaga purulenta durante 14 años. Murió en el monasterio de Casia en 1457, su cuerpo se conserva incorrupto.

Santa Rita de Casia

Es patrona de las víctimas de abusos, personas en soledad. Contra la esterilidad, enfermedades del cuerpo, causas desesperadas y perdidas, matrimonios con dificultades, viudas, padres, abogada de los imposibles y casos desesperados, patrona del perdón heroico y consuelo de los hogares.