Cuánta plata perderá Kevin Spacey tras el escándalo

''

La semana pasada, el actor Kevin Spacey fue denunciado por acoso sexual por el también actor Anthony Rapp, quien aseguró haber sido abusado en 1986, cuando tenía 14 años. El protagonista de “House of Cards”, lejos de negarlo, le pidió disculpas públicas por el hecho y asumió su homosexualidad.

Estas declaraciones levantaron polvareda. Media Rights Capital, la productora de la exitosa serie de Netflix, suspendió el programa para “revisar la situación actual y abordar cualquier inquietud de nuestro reparto y equipo”.

En efecto, ocho empleados actuales y anteriores de la popular serie aseguraron que Spacey provocó un ambiente de trabajo “tóxico”, mediante un patrón de acoso y agresión sexual, que incluía el contacto no consensuado y comentarios “crudos”.

Justamente, la cancelación de House of Cards le significaría a Spacey pérdidas por u$s6,5 millones en ganancias futuras. A esto habrá que sumarle la caída de ingresos de hasta siete dígitos de actuación y patrocinios.

Uno de esos “esponsoreos” fallidos es el del banco holandés ING, que este viernes canceló una aparición programada de Spacey en una conferencia de negocios que está organizando en Rotterdam.

Pero, además de ser el protagonista, Spacey es el productor ejecutivo de “House of Cards” y gana más dinero que cualquier otro miembro del elenco, incluyendo a su partenaire, la actriz Robin Wright.

No obstante, la suma real que perderá el actor dependerá tanto de lo que ya le pagaron como de la cláusula moral de su contrato, que “prohíbe a los empleados hacer cosas inmorales y algunas de las consecuencias podrían ser una deducción salarial o la eliminación del pago”, según indicó Philip K. Bonoli, abogado y socio de Brutzkus Gubner Rozansky Seror Weber LLP, a la CNN.

Como Spacey y “House” of Cards fueron determinantes para el éxito de los contenidos originales de Netflix, quizás el actor haya cobrado algún pago por adelantado, por lo que es poco probable que el servicio de streaming o Media Right Capital puedan recuperar un salario que ya se ha abonado.

Más allá de su rol principal en la serie y cualquier participación en las futuras derivacaciones (spin-offs) que Netflix podría haber planeado, Spacey se quedó afuera de otro proyecto: iba a protagonizar la película biográfica sobre el escritor y periodista Gore Vidal. También podría haber sido un cachet de siete dígitos.

Además, ya no ofrecerá clases online en MasterClass, donde percibía el 30% de los ingresos que generaban sus lecciones (cada estudiante pagó 90 dólares para la inscripción) y Spacey ya recibió u$s100.000 de adelanto.

Junto con los trabajos, el actor también perderá la chance de ganar un Oscar por “All the Money in the World” y de recibir el premio de fundadores de International TV Academy. Esto no redunda en dinero de manera directa, pero sí indirecta: lo haría menos “elegible” para ciertos trabajos.

Según Forbes, Spacey podría perder unos u$s2 millones en películas de presupuesto medio (como la reciente “Baby Driver”) y hasta u$s5 millones en filmes más costosos.

Por el lado de Netflix, si bien ya ha invertido en la sexta temporada de “House of Cards” y podría tener una respuesta negativa de la audiencia, los daños podrían ser menores.

La firma de streaming posee un presupuesto de u$s8.000 millones para sus producciones originales (u$s2.000 millones más que en 2017), por lo que un traspié no costaría tanto. De hecho, “The Get Down” le insumió u$s120 millones y no fue bien recibida por el público

iprofesional