River – Boca se vivió en los bares de Santa Fe

''

Llegó la Fecha 8 de la Superliga y la gente se dio cuenta que no iba a poder mirar sentado en su casa, desde el linving de su hogar, el Superclásico de Buenos Aires.

Desde las 17hs del domingo las calles de Santa Fe se pintaron con los colores de River y Boca debido a que los hinchas buscaban bares para ver el clásico.

Según contó La Nación, las ventas de abonos codificados treparon en la última semana: de 650.000 a 1.100.000, motorizadas por el duelo entre River y Boca; se transmitirá en simultáneo por Fox y Turner.

Sin Mordaza averiguó con distintos santafesinos que fueron a ver el partido a los bares y la mayoría comentó que durante el partido, entre los amigos, gastaron entre $300 y $500. 

De esta manera, un bar con una sola mesa ya pagó el pack fútbol del mesa.