Lifschitz se reunió con sobrevivientes del atentado

''

El gobernador Miguel Lifschitz se reunió con los familiares de las víctimas del atentado en Nueva York y los acompañó junto con autoridades nacionales y diplomáticas hasta el aeropuerto Kennedy en el que se embarcaron rumbo a Rosario. También allí viajan los cuerpos de los cinco rosarinos asesinados el martes pasado mientras circulaban en bicicleta por Manhattan celebrando los 30 años de egregados del Politécnico. “Es un momento tremendo, durísimo. Y es tiempo de duelo”, dijo el mandatario desde la Gran Manzana a La Capital.

El gobernador estará hoy, a las 10 (12 hora Argentina) junto con el presidente Mauricio Macri y el alcalde neoyorkino Bill de Blasio, en el homenaje que le rendirán a los ocho muertos (cinco rosarinos) en el lugar donde ocurrió el demencial ataque.

Lifschitz anticipó su viaje a Estados Unidos, que estaba previsto en el marco de una cargada agenda relacionada con inversiones y negocios. Llegó ayer por la mañana a Nueva York, desde donde se trasladó directamente a la casa diplomática que tiene Argentina en la Gran Manzana, en la calle 56, para encontrarse con todos los familiares que fueron hasta allá y los cuatro sobrevivientes. Allí estaban también el cónsul argentino Mateo Estremé y el canciller Jorge Faurie.

“Charlamos con ellos. Es un momento durísimo para todos por lo tremendo de la situación”, señaló el gobernador desde Estados Unidos a este diario.

Regreso a casa

“Agradecieron por la atención, la contención del cónsul argentino en todo momento”, dijo Lifschitz. “Es un momento tremendo, durísimo. Y es tiempo de duelo”, sostuvo ya de vuelta en el hotel tras acompañar a los familiares al aeropuerto John F. Kennedy, desde donde partió la mayoría de ellos en el vuelo 1.301 de Aerolíneas Argentinas, a las 15.25 (17.25 hora argentina). Otros dos tomaron un vuelo más tarde, también rumbo a Ezeiza.

“Esto nos pone una luz amarilla, en alerta, sobre lo que representa el terrorismo en el mundo”, remarcó el mandatario, quien insistió en la necesidad de “trabajar en políticas para reducir al máximo posible estas expresiones irracionales de violencia”.

Alejandro Pagnucco, Ariel Erlij, Hernán Mendoza, Hernán Ferruchi y Diego Angelini eran parte de un grupo de ocho amigos que viajaron a Nueva York para festejar los 30 años de egreso del Instituto Politécnico de Rosario. Fueron asesinados por Sayfullo Saipov, un uzbeko de 29 años radicalizado e inspirado en el grupo yihadista Estado Islámico.

En el mismo vuelo que transporta los restos viajan también los familiares de las víctimas que fueron a Nueva York a reconocer los cuerpos y todos los sobrevivientes, excepto uno, que continúa internado, aunque fuera de peligro. Se trata de Martín Marro (ver aparte).

El arribo y homenaje

Las fuentes del consulado argentino señalaron que tanto el gobierno nacional como el santafesino ya se hicieron cargo de todos los trámites, con lo que se espera que el traslado desde Ezeiza hasta Rosario se haga sin mucha demora, una vez que el vuelo aterrice en suelo argentino, a las 4.20 de hoy. Minetras los familiares tomarán otro vuelo a Rosario, desde Ezeiza, a las 7.15, los cuerpos de las víctimas viajarán a esa ciudad en ambulancias por la autopsia Rosario-Buenos Aires, custodiadas primero por la policía bonaerense y luego por la santafesina.

Cuando la columna llegue por la autopista al cruce con la ruta A-012, la ambulancia con los restos de Ariel Erlij se dirigirá por esa vía hacia la ciudad de Pérez. El empresario será velado hoy en el cementerio privado El Prado.

Cuando ayer en Rosario se ultimaban preparativos para recibir los cuerpos de las víctimas, el presidente Macri partía hacia Nueva York, donde encabezará hoy, a las 12 hora argentina, un homenaje a los argentinos fallecidos y luego asistirá a una reunión del Council of The Americas.