Podrían pedir el juicio político para el fiscal Arietti

''

El diputado peronista Leandro Busatto dijo que su bloque evalúa el desempeño del fiscal regional de Santa Fe Carlos Arietti en causas sensibles para el poder político y no descartó poner en marcha el proceso de remoción del magistrado en la Legislatura. Arietti está en la mira desde que reemplazó al fiscal Roberto Apullán en investigaciones a funcionarios de Miguel Lifschitz y José Corral. “Es una situación inédita”, dijo el legislador y adelantó que si Arietti “actuó de acuerdo a interferencias políticas” o “fuera de las normas”, le “vamos pedir una investigación” y “el juicio político, de acuerdo a lo que manda la ley 13.013”, que creó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Los hechos ocurrieron el lunes 9, el martes 10, el miércoles 11 y jueves 12 de octubre:

El 9, el fiscal Apullán solicitó la detención del ex jefe de la Unidad Regional V de Rafaela. 

El 10, ordenó el allanamiento de la Municipalidad de Santa Fe por una denuncia a secretarios del intendente Corral. Más tarde, Corral se entrevistó con Lifschitz en la Casa Gris, donde “entre otros temas, se habló del Ministerio Público de la Acusación”. “No lo digo yo, lo publicó el diario El Litoral”, recordó Busatto 

El 11, Arietti le pidió a Apullán el legajo del allanamiento por los “Corral Papers”, como se llama a la pesquisa. Y horas después, le ordenó ‑por una instrucción particular‑ que deje en libertad a Rodríguez, lo que le impidió indagar al imputado e informarle las pruebas en su contra que podrían complicar a un “alto funcionario” del gobierno de Lifschitz.

El 12, Arietti desplazó a Apullán bajo la excusa de una “reestructuración” del MPA y asignó ambas causas a una unidad de Delitos Complejos ‑creada ese día‑ a cargo del fiscal Ezequiel Hernández.

“Estamos frente a hechos de gravedad institucional”, planteó Busatto en un diálogo con los colegas Raúl Degrossi y Romina Mansilla (“Y nadie hace nada”, FM Chalet). “Así que vamos a evaluar si las órdenes del fiscal regional Arietti están ajustadas a derecho”. Y si “actuó de acuerdo a interferencias políticas” o “fuera de las normas”, “le vamos pedir una investigación e iniciar el juicio político, de acuerdo a lo que manda la ley 13.013”.

Arietti le ordenó a Apullán dejar dos causas sensibles: Los Corral Papers y la investigación de un comisario corrupto.

En el reportaje, Busatto repasó otros hechos ocurridos después de la contienda electoral del 22 octubre que interpretó como indicios de la supuesta “interferencia del poder político” en las causas:

*Las declaraciones públicas de Arietti y del propio ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro que “han salido a reconocer que existen escuchas telefónicas (en la investigación al comisario Rodríguez), cosa que nosotros no sabíamos”, dijo.

Los comentarios que atribuyó a “fuentes del Ministerio Público de la Acusación” que el propio Arietti “consideraba que no era oportuno en avanzar en las investigaciones en vísperas de elecciones”. Esto “ratifica que hay una situación política detrás”, advirtió el legislador.

El rol del ministro Pullaro que “ofició de vocero de Arietti” y dijo que “no hay ninguna escucha que lo vincule a él y ni a ningún funcionario del Ministerio de Seguridad” en la investigación a Rodríguez. Pero después aclaró que suele hablar con los jefes de unidades regionales” y si alguno de ellos tiene el teléfono intervenido es probable que haya conversaciones con diferentes funcionarios. “Si acá hay intencionalidad política, estuvo claramente de parte de Arietti y Pullaro”, sintetizó Busatto.

“Lo que incomoda es que el fiscal Apullán avanzó de un modo concreto” y “produjo hechos inusitados que no son comunes cuando hay tanto poder detrás. Ese fue el punto que decidió” la supuesta “interferencia política”, interpretó el legislador.

‑ ¿Y hoy las causas están paradas? ‑le preguntaron.

‑ Están paradas. Y otra situación que confirma lo que decimos es que esta semana el comisario Rodríguez optó por un retiro voluntario ‑concluyó.