Macri homenajeará a los cinco argentinos muertos en el atentado

''

La ceremonia se celebrará en el escenario del crimen fundamentalista y concurrirá toda la delegación oficial que incluye al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, quien también cursó en el Instituto Politécnico. Macri y Lifschitz visitarán además a Martín Ludovico Marro, que se encuentra internado en el hospital Presbiterian de Manhattan, tras ser embestido junto a sus amigos por el terrorista uzbeko Sayfullo Saipov. Marro vive en Boston y aún no se sabe cuándo recibirá su alta médica.

Cuando concluya la ceremonia en homenaje a los argentinos muertos en Nueva York, Macri almorzará con un puñado de inversores y CEO´s de empresas internacionales, para comenzar así una gira presidencial que está orientada a multiplicar la inversión extranjera directa en la Argentina. En sus anteriores viajes al exterior, Estados Unidos y Europa, Macri escuchaba la cautela de sus interlocutores frente a una elección de medio término que podía ser acaparada por Cristina Fernández y su candidatura a senadora nacional.

Ahora, ante la derrota de CFK y la detención de Julio de Vido y Amado Boudou, el Presidente puede exhibir importantes cambios institucionales y políticos que eran aguardados en la comunidad internacional de negocios.

Este año, Macri privilegió la campaña electoral y suspendió su participación en la Asamblea General de las Naciones Unidas, una decisión que causó cierto malestar en el mundo de la diplomacia multilateral. El Presidente debió tomar nota de este entuerto de salón y anotó un encuentro con Antonio Guterres, secretario general de la ONU, que ocurrirá el próximo siete de noviembre. Es la única actividad de Macri en Manhattan que está por afuera de sus intenciones de obtener millones de dólares en inversiones productivas a largo plazo.