Se concretó nueva ablación de órganos en el sanatorio Nosti

''

El donante fue un paciente de 53 años, quien sufrió un aneurisma cerebral. Su familia, en un generoso acto de amor, autorizó la donación de los órganos y profesionales del Centro Ùnico de Ablación e Implantes de Organos se hicieron presentes en Rafaela para concretar la ablación. Fueron donados los riñones, córneas y huesos. En el caso de las córneas, fueron ablacionadas por un oftalmólogo del sanatorio Nosti, en tanto que los riñones y huesos lo fueron por el equipo del CUDAIO.´ También se iba a ablacionar el hígado, ya que hay dos pacientes en emergencia nacional. El órgano iba a ser ablacionado por profesionales del INCUCAI, que tenían que llegar desde Buenos Aires, pero por las condiciones malas del clima no pudieron trasladarse en avión y tampoco se podía dejar pasar el tiempo, por lo que en este caso la ablación no se concretó.