Caso Baraldo: definen si la jueza Luna sigue a cargo

''

Este lunes a las 10 de la mañana, un tribunal conformado por Octavio Silva, Jorge Pegassano y Nicolás Falkenberg tendrán la tarea de evaluar si la doctora Luna sigue adelante en el juicio conocido como Causa Baraldo. 

El tribunal deberá analizar si la doctora Luna tuvo parcialidad en las jornadas que se realizaron por el juicio a abuelo y tíos de un niño acusados de abuso sexual, de la ciudad de Esperanza.

Sin Mordaza publicó este viernes el pedido de recusación y tuvo la palabra de la abogada Carolina Walker quien manifestó que “Fueron un cúmulo de cuestiones que se empezaron a ver a partir del día martes que se empezaron a desarrollar las pruebas de la fiscalía y la querella. En el primer momento el defensor de los violadores hace un pedido para que se admita una prueba que había sido rechazada en dos oportunidades y confirmado el rechazo: que las cámaras gessel sean peritadas por el cuerpo de psicólogos de la corte suprema de justicia de la nación. Esto demora meses o hasta un año, y la jueza hace algo que a nuestro punto de vista es inadmisible, le admite la prueba y le da quince días para producirla; obviamente esa prueba en quince días no se va a poder producir y la posible consecuencia es que el defensor pida la nulidad de la sentencia en el caso que sea condenatoria porque le admitieron una prueba y no se la dejan producir” explicó Walker.

“Eso fue lo primero, esto demoró tres horas y María Fernanda, la madre del menor, estaba esperando ser llamada a la audiencia. Mucho nerviosismo, estamos hablando de una mamá de un niño violado por su propio padre y hermano, lo cual es tremendo; declaró muy bien a pesar de todo. En el medio del interrogatorio, lo suspenden y piden que declaren los imputados; pueden hacerlo en cualquier momento, tienen el derecho, pero no es necesario hacerlo cuando estaba la madre y después de que tenga que esperar 5 horas” apuntó la entrevistada. 

“Fernanda fue a una salita de uno y medio por uno y medio, donde esperan los presos. Los imputados declararon por tres horas, ya se hicieron ocho horas, no le dieron un vaso de agua, no habíamos almorzado ni nada. Cuando vuelve pasar a la audiencia al doctor Jauchen, abogado de los imputados, se le ocurre hacerla carear con el hermano, que nosotros aceptamos porque no tenemos nada que ocultar; cuando la vimos muy nerviosa pedimos un cuarto intermedio y no nos lo permitieron, nos dijeron que lo hagamos ahí en el lugar y trataron muy mal a Fernanda. Este careo no era como exige la norma, era cualquier cosa, una pelea de hermanos en un bar de la esquina pero con testigo. Pasaron dos horas más, casi diez horas de calvario” enfatizó.

“Bruno, el menor abusado, declaró en dos oportunidades en dos cámaras gessel y las mismas fueron peritadas por nueve personas, entonces es muy claro. El doctor Jauchen dice que no sabía cuándo era la cámara gessel, entonces decidimos todas las partes pasar las cámaras gessel y que Jauchen pueda preparar el interrogatorio. A la una retomamos la audiencia y el doctor Jauchen, con la anuencia de la presidente que había estado presente en el acuerdo que habíamos hecho, manifiesta que el fiscal había adulterado la prueba, cuando había quedado resguardada en la oficina de gestión judicial”.

“Cuando planteamos la recusación, por escrito porque así lo dice la ley,  la jueza dice que no se plantea así. Ahí le plantemos que no teníamos problemas de hacer la recusación de manera oral, y ella manifestó que todas las partes tenían derecho a saber, considerándose ella misma como parte. Eso ya fue el colmo” destacó Walker para Cadena Oh!, 87.9 FM y Sin Mordaza.

“Luego de ser rechazada la recusación por la doctora Luna, todo este manoseo es obsceno, no podemos permitir que a las víctimas se las trate de esta manera, yo no vi jamás una cosa así. Era demasiada alevosa la parcialidad” finalizó.