Caso Baraldo: piden la recusación de la jueza Luna

''

“Vengo a solicitar la recusación con causa de la dra. Luna, dado que se observan dudas más que razonables con respecto a la imparcialidad debida a todo funcionario”, comienza el escrito de Risso Patrón y al que accedieron Sin Mordaza.

El abogado querellante en la causa, donde un matrimonio esperancino y uno de sus hijos comenzaron a ser juzgados este miércoles por el presunto abuso sexual con acceso carnal y corrupción en perjuicio de su nieto y sobrino respectivamente, explica los motivos para solicitar el “apartamiento de la magistrada”.

“En primer lugar, la testigo Fernanda Baraldo fue sometida a una maratón interrogatoria por 7 horas. Fue interrogada por la acusadora y al momento de pasar por el contrainterrogatorio se la irrumpe, para solicitar por la defensa, que declaren los imputados. Luego de la declaración de los imputados se la hace pasar y se pide un careo”, dice el escrito.

“No nos opusimos a que se realice pero se solicitó un cuarto intermedio para explicarle de qué se trataba, teniendo presente que, por el hecho investigado se encuentra medicada, solicitándose unos minutos para que pueda reponerse. Lo mismo aconsejó nuestro delegado médico psiquiatra, que la diagnosticó y observó cansada”, explica Risso Patrón.

En este sentido, el abogado continúa su exposición diciendo que “en ese momento, interrumple el dr. Jauchen y luego responde la misma jueza “yo la veo bien”, no permitiéndole descansar, olvidando la situación de la víctima”, alega Risso Patrón.

“El careo comienza a desnaturalizarse en un momento determinado, por lo que esta parte pide que se interrumpa. En consecuencia, -la jueza- alega sobre la definición etimológica del bocablo, situación que motivara que la jueza, en tono burlón me agradezca por la explicación que llamó “campestre”, otra vez demostrando animosidad contra esta parte”, dijo Risso Patrón.

“Luego el dr. Jauchen solicita copias de los registros por el delito de falso testimonio contra Fernanda Baraldo, por haber cambiado su versión, cuando no fue así, la versión la escuchamos todos y coincidía con la versión de Carlos Gloor. Y llegado el momento de declaración de Gloor, éste debe interrumpir porque no era escuchado, a lo que una vez más denota la parcialidad de la jueza Luna, demostrando claramente que se estaba adhiriendo a la teoría del caso de la defensa”, señaló el abogado querellante.

“Ante el cuestionamiento de la validez de la cadena de custodia de los DVD que registró la Cámara Gessel, con un cuestionamiento absurdo, pretende la defensa discutir la originalidad de los mismos. En base a esa prueba, la jueza y el tribunal resuelven recurrir a un back up, lo que no tiene la misma validez que una prueba” – explica Risso Patrón.

Risso Patrón alega registros de audio y video de la audiencia, “tanto los registros oficiales de la OGJ, como de la grabación que obra en nuestro poder”, poniéndolos a disposición de la justicia, explica el abogado.

La denuncia

Para el Ministerio Público, los abusos se habrían producido entre los 5 y 9 años, en el seno familiar cuando el niño estaba al cuidado de sus abuelos maternos. Según consta en la documentación del caso, la denuncia se produjo en agosto de 2014 y la realizó la madre de la criatura, quien a su vez es hija y hermana de los imputados.

Una foto almacenada en el teléfono celular del niño en la que se podía ver los genitales de una persona mayor y el contexto del mobiliario que llevó a identificarlo como la casa de sus padres, llevó a la denunciante y su actual pareja a indagar en una historia que cuatro años después derivó en el juicio oral que acaba de comenzar.

Por su parte, la defensa que está a cargo de los abogados Alejandra Forte y Eduardo Jauchen, acompañados por el psicólogo Pablo Brigiler, no sólo negaron la ocurrencia de los hechos, sino que calificaron a la denunciante de “mentirosa” y desacreditaron la labor de los psicólogos que entrevistaron al menor, ya sea en sede policial como en cámara Gesell.

Nidia Noemí Morandini -la abuela-, fue apresada el 22 de diciembre de 2014 después de la Cámara Gesell realizada al chico.Foto: Flavio Raina

“El niño no ha sido accedido carnalmente”, desmintieron los abogados, que le reprocharon a la fiscalía haber perdido “la objetividad” y haber trabajado una “hipótesis única” y que a pesar de ello “hacen una atribución laxa” “sin precisar hasta cuándo habrían sucedido los hechos”.

Por último, criticaron que desde el Ministerio Público inauguraron un nuevo espacio de denuncia participando a los medios” lo que llevó a la acusación a “romper todos los protocolos para menores víctimas de abuso sexual”.

En tal sentido postularon la inocencia de los abuelos y el tío del menor que según dijeron, están presos hace tres años “por los dichos de un niño cuyo relato “ha sido obtenido mediante presiones”.

El tío policía, Juan Pablo Baraldo, quedó tras las rejas un año más tarde, en octubre de 2015.