“El consumo comienza a reaccionar”, según la Bolsa de Comercio

''

El consumo en la provincia de Santa Fe “comienza a reaccionar”, luego de que en agosto mejoraron “las perspectivas en relación con las ventas minoristas”, indicó el índice de actividad económica que elabora la Bolsa de Comercio, que arrojó en ese mes un crecimiento del 2,9% en relación con agosto de 2016.

“En el octavo mes del año, mejoran las perspectivas en relación con las ventas minoristas, uno de los indicadores que aún se encuentra rezagado”, indicó el Índice Compuesto de Actividad Económica de la Provincia de Santa Fe (Icasfe), difundido por el Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

El trabajo indicó que “el Icasfe tuvo una variación mensual del 0,2% respecto de julio de 2017”, y que “la tasa interanual de actividad económica provincial (agosto de 2017 versus agosto de 2016), fue de 2,9%, en tanto que la variación acumulada en lo que va del año se calcula en 1,4%”.

Las variaciones mensuales positivas se dieron en las siguientes series: hidrocarburos para la agroindustria y el transporte, 3,1%; ventas en supermercados, 3%; remuneraciones reales, 0,9%; recursos tributarios, 0,4%; consumo de cemento, 0,4% y puestos de trabajo, 0,2%. Las series con comportamientos negativos fueron energía eléctrica industrial, -0,1%; ventas de maquinaria agrícola, -0,4%; faena de ganado bovino y porcino, -0,7%; producción láctea, -1,3%; demanda laboral, -1,5%; el patentamiento de vehículos nuevos, -1,7%; molienda de oleaginosa, -2,3% y gas industrial, -4,8%.

El trabajo señala que “en la medición interanual, las variaciones positivas se observan en once series: ventas de maquinaria agrícola, 57,8%; patentamiento de vehículos nuevos, 24,5%; consumo de cemento, 12,4%; recursos tributarios, 8,4%; remuneraciones reales, 6,9%; gas industrial, 6,1%; hidrocarburos para la agroindustria y el transporte, 5,3%; molienda de oleaginosa, 4,1%; faena de ganado bovino y porcino, 3,3%; energía eléctrica industrial, 1,9% y puestos de trabajo, 1,6%. En tanto, mantienen un comportamiento negativo los siguientes sectores: ventas de supermercados, -2,4%; demanda laboral, -4,3% y producción láctea, -4,6%.

En las conclusiones, el trabajo sostiene que “la actividad económica continúa transitando un proceso paulatino entre recuperación y crecimiento”, y que “al octavo mes del año comienza a mejorar la perspectiva en materia de consumo, de la mano del incremento de los puestos de trabajo y la recomposición de las remuneraciones”. “En cuanto a los sectores productivos, el mes de agosto en particular no fue un buen período para la industria, pero no significa un quiebre de la recomposición iniciada con la expansión actual”, agrega el texto, que concluye indicando que “sigue destacándose la actividad de la construcción”.