Se aprobó la caducidad de Jalizco y Don Nadie

''

Ambas caducidades se dan  en el marco de los últimos hechos acontecidos en la zona, uno de ellos ocurrido la madrugada del viernes 20 de octubre, cuando un cliente del local fue expulsado por su estado de ebriedad y, en represalia, propició una multiplicidad de balazos al frente del local. El otro, el domingo pasado cuando dos grupos se enfrentaron a tiros en la puerta causando destrozos en los locales linderos, lo que podría haber sido una real  tragedia.

“Son situaciones de extrema gravedad que se reiteran y que tiene a la esquina de Donado y Córdoba como epicentro de los enfrentamientos. Desde hace tiempo exigimos actuaciones frente a este tipo de situaciones que se repiten, que son graves y por eso hemos solicitado que se proceda a la caducidad definitiva de los locales” indicó Schmuck.

“Los comerciantes y vecinos de la zona estás consternados, preocupados y hartos del caos que, con mayor o menor gravedad, se repiten todos los fines de semana por el funcionamiento de ambos locales habilitados por el ejecutivo municipal. Además, denuncian la invasión del espacio público por parte de vehículos particulares, autos y motos, quienes ponen música a máximo volumen, generan ruidos molestos y grescas. Estos ya fueron clausurados en numerosas ocasiones, por esto entendemos que la clausura definitiva seria lo mas atinado” detalló Schmuck

Asimismo, la concejala insistió en solicitar al Municipio que eleve un informe al Concejo Municipal de Rosario detallando quiénes son los titulares de “Don Nadie”, una Declaración Jurada sobre la licitud de los fondos invertidos, los datos sobre socios o asociados y detalle sobre los aportes de capital del bar ubicado a pocos metros de Jalizco y que fue también epicentro de hechos de violencia de manera reiterada.

“Hay una clara evidencia del peligro que representan estos bares  para los vecinos, para los jóvenes que asisten y para quienes transitan por la zona. Hemos sumado innumerables denuncias y se reiteran los episodios graves. La solución directa a los hechos de violencia reiterados, es que ambos sean cerrados de manera permanente” finalizó Schmuck