Saglione sorprendido por “los números” de Peña

''

El martes 1º de noviembre, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, concurrió al Senado de la Nación para brindar su informe mensual. En la oportunidad, el senador nacional por Santa Fe, Omar Perotti, lo consultó por el reclamo de la provincia a Nación para que se cumpla un fallo a favor de Santa Fe por la detracción indebida de la coparticipación durante el gobierno anterior.

Frente a esa pregunta, el funcionario nacional contestó que “la provincia estimó la deuda en la suma de 34.531 millones de pesos aplicando para ello la tasa activa que publica el Banco de la Nación Argentina. Mientras que el Estado Nacional estimó la deuda en la suma de 22.149 millones de pesos aplicando para ello la tasa del 6%”.

Según Peña, para el Ejecutivo “al no estar determinada judicialmente la forma de pago y siendo que la Corte impuso un plazo razonable de tiempo para que las partes consensúen la forma de pago, no hay aún una previsión de cómo será abonada dicha deuda, máxime considerando el monto de la deuda y la incidencia que puede tener en el presupuesto”.

Indagado respecto de estas afirmaciones, el ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione, fue determinante y sostuvo con respecto al cálculo expresado por Peña que “más que diferir un poco, difiere mucho” de las cifras que maneja Santa Fe.

“No se cuál es la base que utiliza el jefe de Gabinete para hacer esa referencia”, afirmó.

En ese sentido, es preciso recordar que, de acuerdo a la estimación del Ejecutivo santafesino, en base a la cual se realizó incluso una presentación pública convocando a todo el arco político provincial, la deuda acumulada y actualizada al 30 de junio, según tasa activa del Banco Nación, trepa a 49.840.873.014 pesos.

Esa es la estimación que sirvió de base para la propuesta de pago (sin respuesta aún) que se elevó en julio al gobierno nacional y que consistía en que Nación pague en efectivo 15 mil millones de pesos, a razón de 625 millones de pesos mensuales durante dos años (2018 y 2019), y que los 34.840 millones restantes se pudieran saldar mediante títulos a emitir por Nación con vencimiento o cancelación hasta dentro de 40 años

Sin embargo, más allá de las discrepancias en torno al número final de la deuda, el ministro se manifestó preocupado por el porcentaje de actualización de esa acreencia al que se refirió Peña en su respuesta.

“Lo que más me preocupa, más allá del monto, porque si hay un error ahí se corregirá, es el criterio de actualización que se desprende de ese esquema, que es una tasa del 6% anual. Esto pondría a la provincia en una situación desfavorable. En un país que tuvo en los últimos diez años una inflación entre el 20% y el 30% anual, actualizar una deuda con una tasa del 6% significaría perjudicar a la provincia”, remarcó

 

Como se mencionó anteriormente, Peña planteó que según expresó la Corte Suprema de Justicia en su fallo, las partes debían acordar el monto y la forma de pago en plazo razonable. Sin embargo, según se desprende de lo resuelto por el Máximo Tribunal, ese plazo está perimido hace tiempo.

Sobre el particular, Saglione azuzó: “No entiendo cuál es el argumento que utiliza para decir que estamos en plazo. El fallo establecía un plazo de 120 días que está más que cumplido y la verdad que, independientemente de lo que digan los fallos, es deseable que este tema sea debidamente abordado con seriedad. Pasaron dos años y hasta el momento no tenemos ninguna propuesta concreta”

“Incluso, tenemos que andar adivinando ese monto que dijo, de dónde salió y la verdad que correspondería que la provincia de Santa Fe sea debidamente atendida. Ya no es un reclamo de índole político, sino el cumplimiento de un fallo judicial”, agregó.

 

Finalmente, el titular de la cartera económica provincial reflejó que la vía del diálogo siempre está abierta, y que si Nación no está de acuerdo con la propuesta presentada por Santa Fe, puede presentar otra.

“Nosotros presentamos nuestra estimación a la Corte, y si no es vía diálogo, que sea a través de la Corte que se resuelva la determinación del monto de la deuda y del mecanismo de pago. Preferiríamos que no fuera así”, planteó.

“Ahora bien, si no queda otra, será un tercero el que resuelva. Esperemos que no suceda y que a partir de la presentación que hicimos en lo que se llama la liquidación del juicio, que es la estimación de la deuda con el criterio de actualización aplicado por la provincia, Nación acuse recibo y dé una respuesta en el marco de lo que son los requerimientos del propio fallo”, concluyó.