Rosario, la gran atracción de la FIT

''

Rosario se destacó en la Feria Internacional de Turismo (FIT), que tuvo lugar en La Rural, predio ferial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Durante todo el fin de semana la gente se apropió del stand rosarino y disfrutó de su ambientación, que evocando un espacio público dio lugar a distintos eventos y degustaciones.

El secretario de Turismo de Rosario, Héctor “Pichi” De Benedictis, destacó que “hay que estar en esta feria y ocupar el lugar que le corresponde a cada ciudad. Este año desde Rosario estamos trabajando fuertemente con el turismo cultural, fortaleza de la ciudad y del sur de la provincia. Además el mundo turístico está acá, y es una oportunidad única de generar relaciones vitales para crecer e intercambiar experiencias”.

El domingo 29 brillaron las propuestas culturales, con una programación artística que incluyó intervenciones de las actrices Silvina Santandrea y Alejandra Gómez, y propuestas que abarcaron desde tango y chacarera hasta espectáculos y música circense, con la participación de los artistas rosarinos Evelina Sanzo, el dúo Carmela y Ambrosia, Agustín Pistone, Una Cimarrona, Familia Sarrasani, los artistas urbanos del Festival Internacional Payasadas, y el cierre a cargo de Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale. La presentación estuvo a cargo de Juan Junco.

Además, los secretarios de Turismo, Héctor De Benedictis, y de Cultura y Educación, Guillermo Ríos, realizaron una charla en uno de los auditorios de la FIT donde presentaron el producto Turismo Cultural en Rosario.

El gran cierre llegó alrededor de las 19.30 con la música en vivo de Baglietto y Vitale. Desde los primeros acordes la gente comenzó a congregarse y una inédita cantidad de público terminó coreando y emocionándose gracias a un notable repertorio.

El éxito de la presentación el domingo había tenido su antecedente el sábado, primer día de la FIT, ya que las degustaciones programadas en el stand de Rosario lograron un impacto similar a la cosechada con las propuestas culturales.

Largas filas de personas se congregaron para degustar los sabores de la ciudad y recibir información turística por parte del personal del Ente Turístico Rosario. Se ofrecieron cuatro productos típicos, uno por vez rotando cada media hora, durante toda la tarde: helados artesanales de la mano de la Cámara Industrial y Comercial del Helado Artesanal (Cicha), el típico carlito preparado por la Escuela de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Rosario (Aehgar), fiambres de la firma Paladini y tragos con el aperitivo Amargo Obrero.

La gran convocatoria alcanzada por la ciudad se reflejó también en la cantidad de material promocional solicitado a los informantes del Etur. Se distribuyeron 5.600 bolsitas con folletería de Rosario sólo el fin de semana, mientras que el año pasado esa cantidad apenas llegó a 6.000 durante los cuatro días de la feria.