El mal de la piel reseca

''

Un artículo del Departamento de Dermatología del Hospital Alemán explica varios aspectos de este mal tan común: “Cuando algún fenómeno externo modifica el nivel de PH, se genera la sequedad. Este fenómeno es genético, llegando en algunos casos a relacionarse con enfermedades como la dermatitis atópica. Hay otros pacientes que tienen déficits de alguna sustancia en particular, como por ejemplo la loricrina”.

Además, el paso de los años también hace que la piel vaya perdiendo su carga de lípidos, que, según el artículo, actúan como una suerte de “cemento” que une las distintas células de la piel y favorecen la absorción de agua.

“Después del baño colocarse cremas humectantes. Hay algunas que son bastante específicas, que aportan determinados elementos útiles para la piel de los pacientes, como la ceramida”, concluye el artículo.

Pero el avance de la ciencia ayudan cada vez más a combatir esta problemática. La última fórmula lanzada se basa en un complejo nutritivo conformado por un Trío Lipídico (Ceramidas + Omega 3/6 + Eesteroles) y Selectiose (activo patentado) que en sinergia restauran la barrera cutánea, actuando específicamente sobre la sequedad de la piel. De este modo, se reestructura la barrera, mejora la descamación y limita la evaporación del agua en la epidermis.

IB