Las cinco tecnologías que amenazan al mouse y al teclado

''

La Xerox Star 8010, considerada la primera estación de trabajo comercial, se ponía a la venta en abril de 1981 e inauguraba una nueva era. Entre sus características dominantes estaba la introducción del teclado y el mouse para automatizar tareas. A 36 años de aquel acontecimiento, la forma en que las personas se comunican con su equipo apenas ha evolucionado. Para terminar con este reinado, varias tecnologías comienzan a postularse como el posible sucesor para reemplazar a esta dupla que pertenece a otro siglo.

Para eso, las grandes potencias informáticas trabajan en innovadores sistemas de interacción. Algunas apuestan a optimizar la comunicación y otras, buscan que las computadoras se anticipen a los pensamientos. Todas coinciden en que la combinación de teclado y mouse no desaparecerá por completo, ya que seguirá ofreciendo sus servicios a empleados de oficina y profesionales.

Alguna de estas iniciativas están en pleno auge, como los lentes de realidad virtual (RV); otras en desarrollo, como la interacción con la computadora a través de la mirada o el control mental, donde Mark Zuckerberg y Elon Musk, pugnan por establecer la supremacía. Ya en uso cotidiano están las pantallas táctiles, presentes en teléfonos y monitores o el reconocimiento de voz, de los asistentes digitales tipo Amazon Echo.

Unas semanas atrás, Rich Miner, cofundador de Android compartió su visión sobre la interfase hombre-máquina que permitirá a las personas ser más “expresivas” y consideró que la actual relación con los dispositivos está evolucionando. La llave de este cambio está “en la capacidad de las computadoras para comprender expresiones faciales y gestos, y en la experiencia táctil de la RV”, dijo Aunque parezca un concepto de la ciencia ficción, emitir órdenes a través del pensamiento está más próximo a la realidad de lo que se supone. Facebook reveló los pormenores de Building 8, el plan para desplegar su interfase cerebro-máquina. A cargo de la iniciativa está Regina Dugan (ex Darpa), junto a un equipo de 60 investigadores, más el apoyo de universidades e institutos como Stanford, Harvard y el MIT.

La intención es pasar de un promedio de escritura de unas 40 palabras por minuto a 100. Su funcionamiento se basa en implantes no invasivos que generan imágenes ópticas del cerebro con lo que se detectan las abstracciones para posteriormente traducirlas en texto.

Su competidor, Elon Musk, le está dando forma a Neuralink una compañía que pretende vincular el cerebro a una máquina y añadir una capa de inteligencia artificial para que su capacidad se actualice como si fuera un software. En un principio Musk buscará tratar enfermedades como epilepsia, depresiones mayores, Parkinson y Alzheimer.

La tecnología para manipular dispositivos digitales a través de la mirada no es nueva. En 2005 la empresa sueca Tobii, ahora asociada con Microsoft, lanzó el primer sistema que incorporaba el seguimiento ocular y desde entonces, siguió apuntalando su innovación.

Con la nueva actualización de Windows 10 llegó Eye Control. Para mover el cursor hay que ingresar a un enlace, activar el teclado virtual, cambiar de texto a voz, y apuntar la mirada hacia el lugar de la pantalla que uno lo desee. Para activar esta opción es necesario contar con una cámara especial de alta definición y luces infrarrojas, que rastrean los movimientos del ojo.

Su rival es el EyePoint que se vale de la pupila para enfocar objetos. Para evitar el temblor muscular del círculo negro ubicado en el centro del iris, Kumar desarrolló un algoritmo que aísla esta oscilación visual en tiempo real y atrapar la información. Un estudio previo a su lanzamiento demostró que el sistema es más cómodo que el mouse. Y aunque la tasa de error es del 20%, el 90% de los encuestados estaría dispuesto a utilizarlo.

Una de las barreras que se intenta derribar con la RV es el de las comunicaciones. Más allá de poder ver a la otra persona, la intención es intercambiar objetos o llegar a tocar al otro. En este sentido la “piel electrónica” (e-skin), desarrollada por la Universidad de Tokio y la startup Xenoma, busca controlar los movimientos en un entorno de RV. Esta suerte de malla corporal fue diseñada para convertir el torso en la principal herramienta de interacción, integrando 14 sensores flexibles, un acelerómetro de 6 ejes y un giroscopio.

Las pantallas táctiles, que acumulan una larga experiencia en los dispositivos móviles y en computadoras de escritorio del tipo All in One, son el sistema más extendido que reemplazada al mouse y al teclado. Aunque quizá por simpleza, el sustituto natural sea el asistente inteligente para el hogar tipo Amazon Echo o Google Home, capaces de procesar el lenguaje natural para reconocer órdenes directas como realizar búsquedas en la computadora o enviar un mensaje de correo.